Normalizado el nivel de litigios laborales

La jueza Biurrun reconoce que desde hace un par de años llegan menos conflictos laborales a los tribunales

Jueves, 23 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

dOnostia- El número de litigios por razones laborales se ha reducido en los últimos dos años en los tribunales vascos de lo Social, según la jueza Garbiñe Biurrun, presidenta de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), que reitera su opinión de que hay algunas reformas laborales que deberían ser derogadas y replantearse “un nuevo marco de desarrollo” de derechos constitucionales como el derecho al trabajo y a unas “condiciones dignas”.

Garbiñe Biurrun afirma en una entrevista a Europa Press que desde hace un par de años se aprecia que, en conjunto, se ha ido reduciendo el número de litigios que entraban en la Sala de lo Social en Euskadi derivados de los efectos de la crisis económica. Según asegura la jueza, el índice de litigiosidad está volviendo a la “normalidad”, situándose el número de casos sociolaborales en cotas similares a las registradas en los años anteriores a 2012.

La magistrada vasca apunta que “todos los tipos de conflictos se mantienen, pero descienden sustancialmente los litigios sobre despidos vinculados a causas empresariales y sobre la aplicación de convenios colectivos tras la limitación de su ultraactividad o vigencia”.

No obstante, Biurrun recuerda que “continuamente surgen litigios nuevos, con problemas hasta entonces no planteados, como consecuencia de modificaciones legislativas o interpretaciones de algunos tribunales, como ha acontecido con las sentencias del Tribunal de Justicia Europeo (TJUE) en relación con las indemnizaciones por la extinción de contratos temporales”.

La presidenta de la Sala de lo Social del TSJPV destaca que no tiene datos que apunten a que pueda aumentar la litigiosidad en esta jurisdicción por la ausencia de diálogo social. “Nuestros índices de litigiosidad no son llamativos ni puedo decir que estén vinculados a las dificultades que puedan existir en el marco del diálogo social, dejando de lado concretísimos litigios que pueden tener esa causa directa”.

En todo caso, precisa que “hay algunos conflictos colectivos, vinculados a la negociación colectiva, que pueden tener su base en las dificultades del diálogo social como la aplicación de convenios que han perdido vigencia tras la limitación de la ultraactividad derivada de la reforma laboral de 2012, teniendo en cuenta los problemas en la negociación colectiva”. - E.P.