La precariedad mantiene su reinado en el mercado laboral estival español

El sector de hostelería en verano es uno de los que más contratos temporales realiza.

Cuatro de cada diez contratos de trabajo de julio tienen una duración inferior a un mes

X. Aja J. Bergasa - Jueves, 23 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

dOnostia - La precariedad laboral en el mercado de trabajo, tanto vasco como español, ha calado en amplias capas de la sociedad, en especial entre los jóvenes que son los más afectados, y noticias que señalan que en verano cuatro de cada contratos laborales que se formalizan tienen menos de un mes de duración ratifican la idea.

Aunque el periodo estival no es muy diferente al resto del año en materia de duración de la relación contractual, sí es verdad que los contratos laborales son algo más cortos por razones tan diversas como las sustituciones del personal de vacaciones o el auge coyuntural de los negocios de turismo.

Dicho esto y aunque la realidad muestra, al menos en la Comunidad Autónoma Vasca según fuentes de la organización empresarial vasca Confebask, que tres de cada cuatro trabajadores vascos tienen un contrato de trabajo indefinido, de las nuevas contrataciones apenas una de cada diez tienen carácter indefinido.

Si se analizan los datos del pasado mes de julio en el conjunto del Estado español se constata además que la precariedad sigue extendiéndose, porque la duración media de los contratos formalizados el mes pasado es de 49 días frente a los 73 días de 2006, antes de la crisis.

Así, en julio se formalizaron más dos millones de contratos de trabajo en los servicios públicos del empleo, -el antiguo Inem, el actual Lanbide en la CAV- y de ellos el 37,3% de los mismos tenía una duración igual o inferior a 30 días, según datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

En total, en julio se registraron 779.679 contratos con una duración igual o inferior al mes. Pero el tema más preocupante es que la gran mayoría de este número de contratos presentaba una vigencia igual o inferior a siete días.

Menos de una semana En concreto, el 24,7% de los contratos realizados el pasado julio (515.220), es decir, uno de cada cuatro del total, tenía una duración igual o inferior a la semana. En la misma línea de precariedad, unos 91.664 contratos laborales firmados, el 4,4%, presentaban una duración de entre una y dos semanas, mientras que 172.795, un 8,3% del total, tenían una vigencia de entre 15 días y un mes.

Y respecto a contratos estables, solo el 9% de los firmados en julio eran indefinidos.

Secciones