La plataforma Gobernu Zibila kultur etxe recaba el apoyo de todos los grupos políticos

Han reunido más de 1.000 firmas que apoyan la reubicación de la casa de cultura de Amara Berri

Miércoles, 22 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - La plataforma Gobernu Zibila kultur etxe, creada hace unos meses en Amara Berri para reivindicar la ubicación de la nueva casa de cultura del barrio en las instalaciones de la Subdelegación del Gobierno, se ha reunido durante las últimas semanas con representantes de todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Donostia, así como con responsables de Donostia Kultura, y ha logrado el apoyo de todos ellos a su reivindicación. De todas formas, además de ese apoyo, los corporativos les han trasladado también la dificultad de lograr un acuerdo en ese sentido con el Gobierno de España, propietario del edificio de Pío XII.

La plataforma vecinal logró en las semanas previas al verano el respaldo de más de 1.000 vecinos de Amara en su reclamación y prevé volver a salir a la calle a recoger más firmas en otoño. Consideran, por un lado, que la dimensión de Amara, el barrio más populoso de la ciudad (casi 35.000 vecinos y 15.000 socios de Donostia Kultura) se merece unas instalaciones culturales a la altura. Censuran, asimismo, que el estadio de Anoeta no es un lugar céntrico ni adecuado para esta actividad y que, sin embargo, debido a su ubicación en Pío XII y junto a centros escolares, el antiguo Gobierno Civil sí cumpliría esas condiciones.

En estas últimas semanas los miembros de la plataforma se han reunido con Jaime Otamendi (director de Donostia Kultura), así como con Jon Insausti (concejal de Cultura, PNV) y Duñike Agirrezabalaga (concejal de Participación Ciudadana, PSE-EE), además de con las tres portavoces de los grupos de la oposición: Amaia Almirall (EH Bildu), Miren Albistur (PP) y Amaia Martin (Irabazi).

Según su relato, Insausti les confirmó que la cuestión es una de las que ha transmitido el alcalde, Eneko Goia, al nuevo Gobierno de España y que está en su agenda trabajar por ella. Además, todos los corporativos les animaron a seguir trabajando en el barrio por esta propuesta.

La plataforma Gobernu Zibila kultur etxe considera que este es un buen momento para hacer esta reivindicación, por un lado, por el cambio de Gobierno en Madrid. Pero también porque con motivo de las obras de Anoeta, las instalaciones de Ernest Lluch en el estadio se han cerrado. De momento algunos servicios se prestan en Arcco de forma temporal, aunque la casa de cultura volverá a Anoeta cuando avancen las obras. “No estamos en contra de que se reconstruya Ernest Lluch allí, sino que vemos que se va a quedar pequeño desde el primer día de su reinaguración”, cuentan desde la plataforma, conscientes de que, en caso de lograrse, la reubicación en la Subdelegación del Gobierno no llegaría a corto plazo.

“Queremos que nuestro proyecto de nueva kultur etxe sea un elemento aglutinador en un barrio tan disperso que tiene una verdadera necesidad de autoafirmarse”, afirman. - A.Z.