“El reto es que los nuevos se amolden cuanto antes”

Oroz y Van Lacke bromean durante el reconocimiento médico.

baloncesto xabi oroz y van lacke, los dos capitanes, recalcan los valores del gbc: “lucha y entrega diaria en cada entrenamiento”

Martes, 21 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - Los reconocimientos médicos que tuvieron lugar ayer en Quirón dieron el pistoletazo de salida a la pretemporada del Delteco GBC y fueron los dos capitanes, Xabi Oroz y Fede Van Lacke, los que ofrecieron sus primeras impresiones.

“Estamos ilusionados. Ha habido un cambio importante en el banquillo, hay jugadores nuevos y estas primeras semanas serán importantes para ir cogiendo el feeling”, comentó el base guipuzcoano, que se marca como objetivo este verano la rápida adaptación de los fichajes, que por ahora son cinco: “Seguimos unos cuantos, así que no creo que sea volver a empezar. Intentaremos que los nuevos se incorporen y se amolden a nuestro juego lo antes posible. Las primeras sensaciones han sido positivas, los nuevos vienen con ganas e ilusión. Son jugadores de nuestra filosofía, con carácter e ilusión por crecer”.

El GBC viene de una “campaña estupenda”, pero Oroz es consciente de que ya no se puede “mirar atrás”: “No podemos vivir del pasado. Entrega y trabajo van a seguir siendo las primeras palabras en nuestro diccionario. Todos vamos a ser importantes, cada uno en su rol”. En este sentido, el azkoitiarra no se marca retos individuales: “Soy un jugador de equipo, no pienso en minutos ni estadísticas. El objetivo es que Gipuzkoa siga teniendo baloncesto de máximo nivel”.

Además, el base reveló el mensaje que les ha trasladado el nuevo técnico, Sergio Valdeolmillos: “Vamos a ser un equipo que se construye desde atrás, esas fueron las primeras palabras de Sergio”.

“sacrificarse mucho” Fede Van Lacke, por su parte, reconoce que es “difícil” reconstruir un equipo como el GBC debido a las limitaciones presupuestarias: “Va a haber que pelear mucho, sacrificarse mucho. Habrá momentos duros, pero son desafíos importantes, mi tarea personal es transmitir esos valores, esa lucha y entrega diaria en cada entrenamiento. Vamos con limitaciones lógicas por presupuesto y con poca o ninguna experiencia en la ACB por parte de varios jugadores, así que el trabajo diario va a ser muy importante”.

El argentino es consciente de que la defensa va a resultar fundamental: “Vamos a tener que defender muchísimo. No hay más secreto que luchar y entre todos hacer un equipo muy sólido para competir los 40 minutos. Estar siempre al pie del cañón y dar la cara”. - N.G.

Secciones