El asaltante, de 29 años y nacionalidad argelina, tenía un trato "cordial"

El terrorista de Cornellà apenas se relacionaba con sus vecinos

Abdelouahab T., el hombre abatido este lunes en la comisaría de los Mossos en Cornellà, se acababa de separar de su mujer, según han explicado los vecinos, que aseguran que el supuesto terrorista no solía relacionarse con el vecindario, aunque su trato era "cordial".

EFE - Lunes, 20 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 17:12h.

Cornellà de Llobregat. El asaltante, de 29 años y nacionalidad argelina, vivía en un piso de la calle Garraf de Cornellà, a apenas dos minutos caminando de la comisaría de policía a la que accedió a primera hora de esta mañana con un cuchillo de "dimensiones considerables" al grito de "Alá es grande".

Según los Mossos, el hombre se abalanzó contra una agente con "voluntad claramente homicida", por lo que la mossa le disparó con su arma de fuego para salvar su integridad.

Los vecinos del atacante han mostrado hoy su asombro y estupor ante lo sucedido, ya que Abdelouahab T., que estaba casado con una mujer española y vivía en el barrio de la Gavarra desde hacía unos dos años, no había mostrado un comportamiento sospechoso en todo este tiempo.

Vecinos del bloque en el que vivía el atacante han explicado que el joven era poco conocido en la zona y que no acostumbraba a relacionarse con ellos, pese a que el trato siempre había sido "cordial".

La pareja de Abdelouahab T. sí que era más conocida en el barrio, donde vivía desde hacía por lo menos ocho años y tenía una "buena relación con los vecinos".

La mujer, que tiene dos hijas fruto de una pareja anterior de origen asiático, se convirtió al islam "en cuanto le conoció" y se cubría desde entonces la cabeza con pañuelo, lo que había causado sorpresa entre algunos vecinos.

"Ella es una buena chica, se convirtió al islám y ya está", ha indicado a Efe Jordi López, mientras que otro residente en el barrio ha agregado: "Se puso el velo enseguida".

María, también vecina de la pareja, ha recordado: "Al cabo de un tiempo la veo con el pañuelito, y la verdad me dio mucho disgusto porque era una chica majísima y yo quiero mucho a España y a todos los que están con nosotros en España, viviendo felices y tranquilos".

Esta vecina ha añadido que la interpeló directamente sobre su conversión, y ella le replicó un tanto airada, aunque posteriormente su relación fue de normalidad.

Los vecinos han afirmado además que la pareja discutía "con frecuencia" por motivos que se desconocen y que se habían separado hacía pocos días, extremo que han confirmado a Efe fuentes de la investigación.

Los Mossos d'Esquadra han acudido este mediodía al piso de la pareja para registrarlo y han acordonado la zona, lo que ha suscitado el interés de muchos transeúntes que se preguntaban qué pasaba en el bloque.

La Gavarra es una barriada obrera de Cornellà que creció en los años 60 y 70 con la llegada de inmigrantes de otras comunidades españolas, principalmente de Andalucía y Extremadura, que se establecieron en Cataluña en busca de trabajo.

Sin embargo, el perfil del vecindario del barrio, que cuenta con unos 22.000 habitantes, ha cambiado mucho en los últimos años con la llegada de población extranjera.

Por nacionalidades, los colectivos extranjeros más importantes del barrio son el marroquí, el ecuatoriano, el chino y el rumano, según datos del Padrón Municipal de Habitantes de 2016.