Donostia

Eneko Goia lamenta que “parece que la concienciación no basta” para poner fin a las agresiones sexistas

El alcalde de Donostia llama a reflexionar y a dirigir el mensaje de la igualdad hacia los más jóvenes
Pone en valor la seguridad durante la Aste Nagusia
En libertad los dos últimos arrestados por presuntos delitos sexuales

“No me gustaría apuntar a La Zurriola como señalando que hay un problema en esa zona, porque no”

Iraitz Astarloa Javi Colmenero - Lunes, 20 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - Toda noticia en torno a agresiones contra la libertad de las mujeres causa alarma en la sociedad, más si cabe si estas se producen en ambientes festivos y están involucradas menores de edad. Es justo lo que ha pasado esta Semana Grande en Donostia, que el sábado clausuró sus fiestas con un negro balance de siete agresiones -entre ellas una violación a una menor- y otras tantas detenciones. Unos datos que llevan a una reflexión generalizada acerca de que algo está fallando en la sociedad cuando las campañas de concienciación y el ya tan escuchado “no es no” no terminan de calar en la población, especialmente en la más joven.

Se trata de una reflexión compartida también por el alcalde de la ciudad, Eneko Goia, que en un primer balance de las fiestas lamentó ayer que “detrás de estas agresiones hay algo, que es el fondo de la cuestión, y es que parece que la concienciación no basta”. Así, el regidor donostiarra remarcó que “el problema es que algo no se ha hecho bien en el camino de la igualdad entre hombres y mujeres y quizás haya que replantear y dirigir el mensaje a los más jóvenes”.

Goia comparecerá hoy ante los medios para hacer un balance de unas fiestas ensombrecidas por la violencia sexista pero ayer, en declaraciones a EITB, recordó que, cometer estos actos es algo “muy grave” que tiene consecuencias importantes. “Además de concienciar hay que dejar claro que este tipo de comportamientos tiene consecuencias muy graves”.

En este sentido, el alcalde donostiarra consideró que los dispositivos de seguridad activados con motivo de la Aste Nagusia han funcionado correctamente, ya que “toda situación que se ha producido se ha saldado con una detención en todos los casos registrados”, lo que le lleva a defender que “la seguridad sí estaba presente y las medidas no han faltado”.

Precisamente por motivos de seguridad, la junta de portavoces del Ayuntamiento de Donostia decidió el sábado suspender la última sesión de DJ en la diskofesta que cada noche tiene lugar en las terrazas del Kursaal, en las inmediaciones de La Zurriola, escenario de varias de las agresiones y también de la violación. Así, quienes el sábado se acercaron a este punto se encontraron un inusual silencio y la presencia de carteles informativos que recordaban que la actuación musical quedaba suspendida.

“No me gustaría apuntar al ámbito concreto de La Zurriola como señalando que hay un problema en esa zona, porque no;se ha podido manifestar con mayor intensidad en ese sitio concreto pero detrás de esas agresiones hay algo que es el fondo de la cuestión: que parece que con la concienciación no basta”, manifestó Goia.

No obstante, este punto neurálgico que cada noche de Semana Grande congrega a cientos de adolescentes para beber y bailar sí ha despertado preocupación entre los responsables de seguridad, que este año han reconocido haber incrementado el número de agentes patrullando en la zona.

Asimismo, y como novedad este año, se ha colocado a la altura del espigón, un imponente poste de luz, alimentado por un generador eléctrico, que apunta a la playa con intención de iluminar el arenal, donde el botellón es masivo hasta altas horas de la madrugada.

en libertad Bien es cierto que todas las agresiones sexistas denunciadas esta Semana Grande se han saldado con sendas detenciones, algunas de ellas, además, a los pocos minutos de producirse los hechos. Esto se ha producido gracias, en buena medida, a la diligente labor de la Ertzaintza y la Guardia Municipal, que estos días han reforzado su presencia en las calles de la capital guipuzcoana, especialmente en puntos de gran afluencia de jóvenes, como pueden ser el entorno de La Zurriola o la Parte Vieja.

Sin embargo, flota en el ambiente la sensación de que atentar contra la libertad de las mujeres sale muy barato, y más después de la controvertida sentencia contra La Manada, que a falta de una decisión judicial en firme, ha dejado a los cinco implicados en la brutal agresión de sanfermines en la calle.

A día de hoy, únicamente los dos menores de edad implicados en la violación a otra menor durante la madrugada del viernes han sido internados en sendos centros, uno de ellos en Zumarraga y el otro en Araba. El resto han quedado en libertad, tras pasar ante la autoridad judicial. Y eso pese a que varios de ellos se han visto implicados en más de una agresión.

Es el caso de uno de los dos últimos detenidos en la capital guipuzcoana, un joven de 29 años que durante la madrugada del sábado trató de besar en la boca y llevarse por la fuerza a una menor a la playa de La Zurriola. Afortunadamente la joven pudo zafarse de su agresor y dar la voz de alarma, lo que permitió la detención de este hombre por parte de la Guardia Municipal. Una vez en dependencias policiales, se descubrió que estaba siendo investigado también por la Er-tzaintza por otra agresión denunciada la noche anterior. Pese a ello, y tras pasar ayer a disposición judicial y prestar declaración, este hombre quedó en libertad en la mañana de ayer. El joven de 22 años que realizó tocamientos a dos menores también quedó en libertad.

Algo similar ha ocurrido con el resto de casos denunciados, entre los que se encuentran varios tocamientos, robos e incluso una persona que colocó videocámaras para grabar a mujeres orinando en la calle.

El único varón que ha ingresado en la cárcel de Martutene es el que el domingo agredió a un joven de Urnieta que se encontraba hablando con su exnovia, dejándolo en coma.

las agresiones

Domingo 12 de agosto. Una mujer denuncia que un desconocido le ha sometido a tocamientos en una nalga para, posteriormente, huir del lugar.

Lunes 13. Un hombre de 53 años es detenido al ser sorprendido recogiendo videocámaras que previamente había instalado en un lugar frecuentado por mujeres para orinar.

Jueves 16. Un hombre es detenido después de haber realizado tocamientos a una mujer con intención de robarle.

Viernes 17. Dos menores son detenidos acusados de haber violado y robado a otra menor en la playa de La Zurriola.

Sábado 18. Un hombre de 29 años es detenido tras haber intentado besar y llevarse a la fuerza a una menor a la playa. Se le investiga por otra denuncia por agresión interpuesta el día anterior. Además, un hombre de 22 años es detenido por realizar tocamientos a dos menores.

En coma. Además, un joven de Urnieta acabó el domingo 12 en coma tras ser agredido por el exnovio de la chica con la que estaba hablando en el exterior de un bar de la Parte Vieja donostiarra.