Artadi ve “miedo” en Llarena por su citación en Bélgica

Artadi, en un acto junto a Eduard Pujol (JxCat). (Foto: Efe)

El Govern no descarta que haya una tercera euroorden contra Puigdemont

Imanol Fradua - Lunes, 20 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - El juez Pablo Llarena, instructor de la causa del procés en el Tribunal Supremo, tiene una cita el próximo 4 de septiembre ante la Justicia belga. Forzado a comparecer por una demanda interpuesta por el expresident Carles Puigdemont y cuatro exconsellers en el exilio, el magistrado ha maniobrado para recibir el apoyo de los aparatos del Estado, con el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) a la cabeza. Su solicitud de amparo tan solo denota el “miedo” que atenazaría a Llarena. Así lo piensa la consellera de Presidencia y portavoz del Govern del president Quim Torra, Elsa Artadi. “Seguramente no tiene su conciencia lo suficientemente tranquila”, puntualizó para resumir los últimos movimientos judiciales.

Llarena se enfrenta a una demanda civil por sendas faltas de imparcialidad y vulneración de la presunción de inocencia de Puigdemont y cuatro de sus exconsellers por su instrucción del procés soberanista y el referéndum del 1-O. El apoyo expreso del CGPJ, que reclamó que los ministerios de Exteriores y Justicia amparen al magistrado para “asegurar la integridad e inmunidad de la jurisdicción española” ante las autoridades judiciales belgas, podría activar un mecanismo de defensa desde los aparatos del Estado de defensa que Artadi no entiende. Sobre todo, porque consideró “contradictorio” que un juez del Supremo “tenga miedo” a enfrentarse a “un sistema de justicia independiente”.

La portavoz del Govern también atisba que Llarena actúa en ocasiones de manera “reactiva” ante los movimientos de los cargos independentistas que se encuentra fuera del Estado. “La segunda euroorden se produjo como respuesta a un viaje del president Puigdemont. Veremos cómo se comporta Llarena en los próximos meses”, resumió Artadi en una entrevista en Europa Press, a la par que no desechó la opción de que se tramite una tercera orden de detención europea que embarre aún más el terreno de juego judicial del procés.

Secciones