Mesa de Redacción

Un menor no nace violador

Por Jorge. Napal - Lunes, 20 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

las consultas de Psicología están llenas de adolescentes que lamentan no haber conocido límites. Algunos, invisibles a ojos de sus progenitores, llegan a reconocer que desearían haber recibido “dos hostias a tiempo”, aunque ya sea tarde. Qué duda cabe que no es la mejor manera de educar, pero la indiferencia es muchísimo más dañina que un tortazo. No, un menor no nace violador, por mucho que estos días nos llevemos las manos a la cabeza con tanta agresión sexual. Nacemos, y el camino que tomamos depende de un sinfín de factores, pero hay unas raíces y un vínculo familiar basado en una educación en valores que es fundamental asentar. Es una irresponsabilidad traer al mundo a chavales para que vaguen por la vida en ausencia de límites, disfrutando de una libertad aparente, que les viene grande, porque la libertad y la madurez se ganan día a día, con base en la perseverancia y en la responsabilidad compartida entre hijos y padres. Hay que dialogar, comunicarse. Hay que huir del falso mito del éxito inmediato e inculcar la cultura del esfuerzo. Dar más importancia al fondo que a la forma, anteponer la ética a la estética sin caer en la banalización del sexo ni en la cosificación de la mujer. Cada uno en nuestra casa tenemos una labor ingente para reconducir el rumbo de esta sociedad desnortada.

Secciones