bog@ndo por la red

El patio trasero del crecimiento www.elmundo.es

por Naiara Puertas - Lunes, 20 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

El patio trasero del crecimiento www.elmundo.es 

No son infrecuentes las loas al turismo como “generador de empleo”, pero no está mal preguntar al respecto a los trabajadores, ya que si un verano está siendo “bueno”, o “malo” lo suelen determinar las patronales del sector. El Mundo lo hace en un lugar que ya ha protagonizado cuatro muertes por balconing solo este verano: Magaluf. Una camarera de piso con la baja recién cogida declara cómo un buen número de turistas “no tienen respeto por nada ni por nadie” y pone ejemplos: preservativos en las camas, pañales que padres no desechan, vasos rotos… Lo que nunca harías en tu casa pero con una pulserita de todo incluido.

Defina calidad www.lavanguardia.es

Contra el escenario anterior se habla del turismo “sí, pero de calidad”, siendo esta un eufemismo de poder adquisitivo. Y aquí entra el turismo de congresos, como en el caso del Mobile World Congress de Barcelona. Twitter ha vuelto a circular una antigua noticia de La Vanguardia que explicaba cómo los taxistas de la ciudad condal manejan una lista con los prostíbulos que se reparten a los congresistas. El conductor en cuestión se lleva una comisión por dicho trámite. Lo llaman “ofertar a un servicio más completo”. Sin ironía. Resulta que los innovadores de los gadgets no son tan innovadores en los rituales sociales y prefieren los de toda la vida.

Esclavas en todas partes @temporerasfresa

Sigo desde hace semanas el caso de las temporeras magrebíes que denunciaron abusos sexuales durante la recogida de la fresa en Huelva por parte de empresarios que las tenían retenidas contra su voluntad y las habían forzado a la prostitución. La práctica no es nueva, pero este año los medios se han hecho más eco del habitual y las temporeras han abierto perfiles en redes para contar de primera mano su situación. Tras las denuncias, algunas ya han sido expulsadas a Marruecos y solo diez han logrado continuar con el proceso judicial, recurriendo a la plataforma GoFundMe para asumir su coste económico. Una moderna caja de resistencia.