Mesa de Redacción

Bannon

Por E. Iribarren - Domingo, 19 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

No ha tenido mucho eco la noticia de que uno de los países comunitarios más beligerantes contra los refugiados y los inmigrantes se encuentra negociando con Filipinas un acuerdo para incorporar trabajadores de esta nacionalidad a su economía, muy necesitada de mano de obra inmigrante si quiere mantener las actuales tasas de crecimiento. Y la ha ido a buscar al archipiélago asiático porque se trata de un país “culturalmente cercano” en el que la mayoría profesa el cristianismo. Que este criterio excluyente como peaje de entrada a un estado miembro de la UE apenas haya provocado ruido da la medida del terreno conquistado por el discurso ultraderechista en solo tres años, cuando en plena crisis por los refugiados sirios Hungría los rechazaba en sus fronteras con el argumento de que no eran cristianos. En esta Europa que se escora sin disimulo hacia la xenofobia y la renacionalización, anuncia su desembarco a quien se tiene por uno de los personajes clave en la llegada de Trump a la Casa Blanca. Steve Bannon se va a instalar en Bruselas al frente de The Movement (El Movimiento), una organización que trae dinero y estrategia para que la ultraderecha europea gane las próximas elecciones europeas. Y lo hace sobre terreno abonado.