El Gobierno censura a Asirón

El alcalde critica el desalojo y el Ejecutivo le acusa de no haber intervenido antes para buscar una solución

Sábado, 18 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Iruñea - La portavoz del Gobierno de Nafarroa, María Solana, recordó ayer que esta semana desde el Ejecutivo foral se hizo un llamamiento al diálogo con los representantes del gaztetxe Maravillas para “evitar” la actuación policial en el Palacio del Marqués de Rozalejo, “sin haber obtenido respuesta positiva”, y destacó que la intervención llevada a cabo en la madrugada de ayer por la Policía Foral para desalojar el edificio ocupado desde septiembre de 2017 se produjo “sin heridos y sin detenidos”. En este sentido, Solana quiso destacar “el papel de mediador del Ejecutivo” en el conflicto del edificio de Marqués de Rozalejo, ante los “oídos sordos” desde “hace un año” del Ayuntamiento de Iruñea, el “competente” en este asunto.

Por su parte, el alcalde pamplonés, Joseba Asirón, manifestó ayer no compartir “en absoluto” el desalojo del gaztetxe, “ni en el fondo ni en las formas” y añadió que “como alcalde de la ciudad tendría que haber sido informado”.

El primer edil iruindarra reiteró “la voluntad de diálogo como única manera para poder solucionar este asunto”, ya que, en su opinión, lo ocurrido “no mejora la convivencia en el propio Casco Antiguo de Iruñea como barrio y no mejora tampoco la convivencia en la ciudad”. - M.S./Efe/E.P.

Secciones