Cartas a la Dirección

Envejecimiento activo

Joxeagus Arrieta - Viernes, 17 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Igual puede resultar irónico el titular. Pero la razón de la carta va en el sentido de valorar la amistad en la madurez. Me parece que es importante. Creo que los amigos ayudan a pasar situaciones complicadas o confusas como el fallecimiento de un ser querido, rupturas, tener que dejar el trabajo por jubilación, el temor a la muerte… Leyendo una hojita en un taco de calendario, he encontrado un dicho anónimo que decía: “Mientras tengamos recuerdos, el pasado dura. Mientras tengamos esperanzas, el futuro nos espera. Mientras tengamos amigos, el presente vale la pena ser vivido”.

“Recuerdos”, “esperanzas”, “amigos”, tres elementos muy positivos que nos aportan una historia para ser analizada y estudiada, un futuro que se abre a la esperanza y un presente que tiene sentido. Y una persona que no olvida la historia, que está abierta al porvenir y que vive plenamente el presente gracias a los amigos es feliz y puede realizarse en plenitud. La vida humana está hecha de recuerdos, esperanzas y amistades. Las tres cosas, debidamente combinadas y sabiamente entrelazadas, nos brindan la alegría del vivir. Esto es lo que humildemente están intentando hacer las diversas asociaciones de jubilados y pensionistas de nuestra provincia.

Secciones