Cartas a la Dirección

Incendios

Antxon Villaverde - Viernes, 17 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Cada vez son más frecuentes los incendios forestales y resulta curioso que, si bien nos dicen que la inmensa mayoría son intencionados, nunca nos informan si se sigue a los sospechosos, siendo rarísima la vez en la que nos comentan sobre ellos. Parece que hemos de tener por asumidas estas auténticas catástrofes que tanto sufrimiento acarrean, no solo en lo material sino en la pérdida de vidas humanas que con tanta frecuencia se dan.

Nuevamente este año han acudido puntualmente a la cita, tanto a nosotros como a la vecina Portugal, esta, mucho peor parada. Todavía de dimensiones catastróficas las que se dan en California, están siendo dantescas. Al parecer, dos vienen siendo los responsables de estas tragedias: los pirómanos, que al parecer son sujetos que se siente atraídos por generar y propagar el fuego, considerados enfermos, y otros son los considerados incendiarios, que intencionadamente deciden provocar incendios, con ánimo de lucro, o por hacer daño. El fuego, que cuando lo descubrió el hombre fue un gran hallazgo, cuando no se puede controlar es catastrófico. Si bien no será tarea fácil dar con los responsables, ha de ser nuestro gran reto.