Todos contra el Barça

Los jugadores del Barcelona celebran la Supercopa lograda ante el Sevilla. (Foto: Efe)
Julen Lopetegui. (Foto: Efe)

La liga comienza hoy con el conjunto culé como rival a batir ya que intentará repetir título ante un Real Madrid de fútbol incierto con la marcha de Cristiano Ronaldo y Zidane

Nagore Marcos - Viernes, 17 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - Tras un verano movidito, con el Mundial de Rusia y varias salidas sorpresa, la liga ya está de vuelta. Esta noche vuelve a ponerse en marcha en Montilivi, donde el Girona y el recién ascendido Valladolid descorcharán un campeonato regular que finalizará el próximo 19 de mayo. Serán 38 jornadas en las que todos los equipos tendrán la mirada puesta en el Barcelona, flamante campeón de la Supercopa de España. El conjunto dirigido por Ernesto Valverde intentará reeditar el título que consiguió la temporada pasada con muchísima más holgura y facilidad de la esperada. Defiende trono y ni siquiera la Liga de Campeones le hará descentrarse de su propósito. “El objetivo es la liga, nunca hemos ganado la Champions sin ganar la liga”, explicó la semana pasada Piqué, convertido por fin en uno de los capitanes del Barça -el tercero, concretamente-. Por eso, el club de Josep María Bartomeu buscó pronto en el mercado sustitutos que paliaran las sensibles marchas a Japón de Andrés Iniesta y a China de Paulinho: Arthur, Arturo Vidal, Malcom y Lenglet han sido los elegidos para reforzar todavía más la plantilla de Valverde.

Con todo, una vez más es el astro argentino Leo Messi quien está llamado a comandar al campeón de liga y erigirse el hombre de la temporada. Sobre todo, tras la marcha de Cristiano Ronaldo a la Juventus por algo más de 100 millones de euros. Y es que el verano del Real Madrid está siendo extraño e inesperado, primero con la salida de Zinedine Zidane y la polémica llegada de Julen Lopetegui y, después, con el fichaje del máximo goleador de la historia blanca por la Serie A. Así pues, el conjunto de Florentino Pérez trabaja contracorriente para buscar un recambio de garantías;sin embargo, en la pretemporada se ha limitado a lucir su fondo de armario y unas caras nuevas que, salvo el guardameta Thibaut Courtois, no han terminado de ilusionar a la parroquia blanca. Ni el exrealista Odriozola, ni Lunin, ni Rodrygo, ni siquiera Vinicius, pueden contrarrestar la salida de la estrella portuguesa, que ya golea con la Juventus, mientras que el Real Madrid continúa sin realizar una gran contratación en ataque. Aunque hasta el 31 de agosto, fecha en la que se cierra el mercado, todo es posible con Florentino, y más después de haber perdido la Supercopa de Europa ante el Atlético.

Así pues, en su primer curso en el Santiago Bernabéu, Lopetegui se enfrenta al reto de levantar la ilusión de un equipo renovado, que tras tres Champions seguidas quiere volver a alzar el título de liga. Y ese es, precisamente, también el objetivo del Atlético de Madrid. Aunque el conjunto dirigido por Diego Pablo Simeone, a diferencia de su vecino, sí que se ha dejado la cartera en incorporaciones que alimentan los sueños de los aficionados colchoneros. Después de haber renovado a su gran estrella, Antoine Griezmann, el equipo rojiblanco se proclama como la alternativa a Barça y Real Madrid, al que acaba de batir en la Supercopa. Lemar, Gelson Martins, Kalinic, Jonny, Rodri y Adán han completado una plantilla que ofrecerá un gran abanico de posibilidades para cada encuentro y que, además, intentarán hacer olvidar la marcha de dos leyendas colchoneras: Gabi y Fernando Torres. Todo justo en el año en que su estadio, el Wanda Metropolitano, albergará la final de la Champions, por lo que puede que el objetivo doméstico del Atlético quede en un segundo plano.

Un escalón por debajo se sitúa el Valencia, que este año volverá a disputar la Champions. El conjunto ché afronta pues una temporada muy exigente en la que pretende “jugar más que cuatro partidos” de la Liga de Campeones, tal y como afirmó Michy Batshuayi, uno de los fichajes que arriban a Mestalla, cedido por el Chelsea. Sin embargo, el belga no ha sido el único en llegar al Valencia. Y es que el equipo de Marcelino se ha reforzado también con Gameiro, Cheryshev, Piccini, Wass, Racic y Diakhaby. Por contra, pierden a Andreas Pereira y Luciano Vietto;y aún mantienen la incógnita con respecto a Gonzalo Guedes, en cuya contratación siguen trabajando en las oficinas de Mestalla. El club ché intentará que el esfuerzo europeo no merme su rendimiento liguero.

Europa y la salvación Al margen de la lucha por el título doméstico aparece la pugna por entrar en la Liga Europa. En ella, Villarreal, Betis y Sevilla pretenden defender su billete -el conjunto del Sánchez Pizjuán todavía tiene que disputar un partido de la eliminatoria previa-;pero equipos como la Real Sociedad, el Athletic, el Celta e incluso el Girona, que aspira a dar un paso más en su trayectoria en Primera, intentarán dar un paso al frente. Está por ver, eso sí, si tras la marcha de Pablo Machín al Sevilla, el conjunto catalán, de la mano de Eusebio Sacristán, logra mantener el nivel exhibido el curso pasado.

En el otro lado de la clasificación se encuentran los tres nuevos inquilinos de Primera División: Valladolid, Huesca y Rayo Vallecano. Evitar el descenso es el objetivo de los recién ascendidos, pugna que compartirán con Getafe, Leganés, Levante, Alavés o el Eibar de Mendilibar, conjuntos que asoman en la parrilla de salida en una nueva liga que comenzará hoy (20.15 horas) con el videoarbitraje (VAR) como la principal novedad de la temporada.

Secciones