Las dudas de Carmena abren una nueva ‘crisis’ en Podemos

La alcaldesa de Madrid, que fue tentada por el PSOE, no sabe si desea repetir de candidata

Igor Santamaría - Jueves, 16 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Donostia - Como el apóstol Pedro a Jesús, que le negó tres veces, ayer Manuela Carmena tiró balones fuera hasta en cuatro ocasiones al ser preguntada por cuándo decidirá si volverá a ser cabeza de lista de Ahora Madrid, la marca de Podemos en la capital del Estado. No solo no dijo el momento en que resolverá esa duda, sino que ignora si quiere repetir como candidata a la Alcaldía en las municipales de 2019. Al ser interpelada sobre si lo dirá después del verano simplemente se limitó a responder con un “no lo sé”. Como el resto de representantes políticos acudió a la ofrenda floral en honor a la virgen de la Paloma, y al ser cuestionada dentro de esta iglesia madrileña volvió a afirmar “no lo sé”.

“Siempre me gusta venir a esta iglesia, en la calidad que tú dices -pero por la próxima vez- no lo sé”, indicó. Cuando un periodista fue más directo al preguntar si quiere liderar una lista a la Alcaldía, vuelta a la misma contestación: “Pues no lo sé. Y de nuevo con un “pues no lo sé” y risas negó que, como publicó ayer un periódico, vaya a tener tomada esta posición tras el periodo estival. “Eso es todo lo que tengo que decir”, zanjó Carmena, un escenario que no hace sino abrir una crisis en Podemos porque esta incógnita puede lastrarle durante los próximos meses, mientras, por otro lado, Íñigo Errejón, prepara su asalto a la Comunidad.

A Podemos, y no solo algunas de sus guerras internas, le crecen los enanos. Cabe recordar que el pasado mes de abril salió a la luz el ofrecimiento de los socialistas a Carmena para que sea su candidata en las próximas elecciones municipales. Una reunión al más alto nivel entre líderes del PSOE y la regidora de Ahora Madrid, que tuvo lugar en el despacho de esta a finales de diciembre de 2017, se saldó con esa propuesta cuya música parece que gustó a Carmena en un principio. Eso sí, exigió entre sus peticiones que en esa lista se incluyera a gente de su total confianza en la actualidad como la portavoz de Ahora Madrid, Rita Maestre (Podemos);el concejal de Urbanismo, José Manuel Calvo (Podemos);y la primera teniente de alcalde, la independiente Marta Higueras. “Dijo que estaba muy harta de algunos”, siempre según las mismas fuentes socialistas. Los enfrentamientos entre Ganemos, una de las formaciones que se integran en Ahora Madrid, y la alcaldesa han sido permanentes durante la legislatura ya que le censuran de forma abierta su política de vivienda, urbanismo y seguridad, entre otras. Eso sí, Carmena se ha ganado el respeto de sus contrarios con el tiempo y, en principio, parece bien valorada por el ciudadano no adscrito a una ideología concreta.

Carmena, que por entonces se hallaba de viaje oficial en Costa Rica, “no tiene tomada ninguna decisión sobre su futuro en términos electorales”, según manifestaron desde la Alcaldía madrileña. “Está volcada en la gestión municipal, desde la Operación Chamartín, el museo del Capricho, la construcción de nuevas escuelas y bibliotecas...”, precisaron. “Faltan meses para las elecciones y todavía no tiene decidido si va a presentarse o no. Sigue dándole vueltas”, recalcaron desde el Ayuntamiento. Vistas sus declaraciones de ayer, sigue en esa misma diatriba.

sin primarias Lo que rechaza Carmena es estar sometida a unas primarias y busca controlar la lista con la que acudiría a las urnas. Podemos, el partido más importante sobre la que se sustenta el partido instrumental, es consciente de que repetir o mejorar los resultados de 2015 solo se puede lograr con la exjueza liderando la plancha electoral, por lo que las negociaciones que en las próximas semanas se van a apuntalar se centrarán en poner sobre la mesa determinadas piezas que le encajen a la ahora alcaldesa. La primera de ellas es evitar que haya primarias como en 2015, cuando Carmena lideró la lista Más Madrid, impulsada por Podemos y Equo, frente a La Izquierda para ganar Madrid, con Mauricio Valiente (IU), y Madrid en movimiento, candidatura de Ganemos, que al final logró puestos de enjundia.