Italia exige responsabilidades a Autostrade por el derrumbe

La Fiscalía habla de un error humano en el siniestro que provocó al menos 39 muertos
La concesionaria dice que efectuaba controles periódicos

Jueves, 16 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Roma - El Gobierno italiano exigió ayer la dimisión de los directivos de la concesionaria Autostrade per l’Italia, filial de Atlantia y responsable del mantenimiento del puente que se derrumbó ayer en Génova (noroeste) y que ha causado la muerte a al menos 39 personas. El ministro de Infraestructuras, Danilo Toninelli, aseguró en un mensaje en la red social de Facebook que “los directivos de Autostrade per l’Italia deben dimitir antes que nada” y avanzó que el Gobierno italiano ha “activado todos los procedimientos para la posible revocación de las concesiones y la imposición de multas de hasta 150 millones de euros”. “Si no son capaces de gestionar nuestras autopistas, el estado lo hará”, apuntó.

Toninelli señaló que “en un país civilizado no se puede morir por un puente que se derrumba” y reiteró que los culpables “de esta injustificable tragedia deben ser castigados”. “Las compañías que administran nuestras autopistas se embolsan los peajes más caros de Europa, mientras que pagan concesiones a precios vergonzosos. Ingresan miles de millones, pagan unos pocos millones de impuestos y ni siquiera realizan el mantenimiento necesario para puentes y carreteras”, expuso.

El ministro italiano adelantó que “se utilizará el Fondo de Emergencia de Protección Civil para restablecer el sistema ordinario de la zona afectada”. Para “la reconstrucción del puente Morandi”, que “necesitaba mantenimiento desde hace décadas, se utilizarán los recursos del Plan Económico y Financiero de Autostrade, que se debatirá en septiembre, y otros recursos procedentes de dos fondos dedicados a intervenciones en infraestructuras”.

Toninelli dijo que el Gobierno desarrollará “un verdadero plan Marshall” para garantizar el buen estado de las infraestructuras del país y consideró que es deber del estado “usar dinero público para el mantenimiento de estas arterias vitales del país, en lugar de desperdiciarlo en grandes obras inútiles”. El titular de Infraestructuras reaccionó así después de que en Italia se haya abierto un debate sobre el mal estado de las carreteras.

Error humano Por su parte, la Fiscalía de Génova abrió una investigación para esclarecer las causas del derrumbe y apunta que la razón haya sido “un error humano”. “No ha sido una fatalidad, sino un error humano”, dijo el fiscal general de Génova, Francesco Cozzi, a la televisión pública RAI. El fiscal explicó que la investigación tratará de responder a “una sola pregunta, ¿por qué ha sucedido?”. “Este es nuestro objetivo y para lograrlo haremos todo lo que sea necesario”, agregó.

Ante la polémica, la concesionaria de autopistas italiana Austostrade per l’Italia, filial de Atlantia y responsable de la gestión del puente, aseguró ayer que el viaducto estaba sometido a controles periódicos, sujetos a la normativa del país. Autostrade publicó un comunicado para justificar la correcta manutención del viaducto, después de que el ministro de Infraestructuras, Danilo Toninelli, exigiera la dimisión de los directivos de la compañía.

Autostrade comunicó el martes, tras el siniestro, que actualmente estaba trabajando para asegurar el pavimento del puente y ayer insistió en que las labores cumplían una serie de controles. “Las labores en el viaducto estaban siendo supervisadas por los servicios técnicos de la autopista de Génova de forma trimestral, de conformidad con los requisitos legales, y a través de auditorías adicionales realizadas con equipos altamente especializados”, dijo Austostrade en una nota publicada en su página web.

“Además, los equipos técnicos empeñados en el área han valorado el mantenimiento del viaducto y la eficacia de los sistemas de control adoptados, de empresas e instituciones líderes en el mundo en pruebas e inspecciones en el marco de las mejores prácticas internacionales”, añadió. Asimismo, subrayó que los resultados de los controles “llevados a cabo por sujetos externos autorizados siempre han brindado a las estructuras técnicas de la compañía garantías adecuadas sobre el estado de la infraestructura”, unos datos utilizados también “para el diseño de intervenciones de mantenimiento en el viaducto, aprobadas por el Ministerio de Infraestructura y Transportes”.- Efe