Juan Carlos I, entre el público de la corrida de Illunbe

El diestro Cayetano Rivera se cae del cartel tras haber sufrido una fuerte voltereta el pasado domingo

Miércoles, 15 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - El rey Juan Carlos asistió ayer a la cuarta corrida de toros del abono de la Semana Grande de Donostia, en la que actuaron, mano a mano, Enrique Ponce y el peruano Roca Rey. El rey emérito hizo ¡acto de presencia apenas unos minutos antes de que arrancara el paseíllo, en uno de los palcos del callejón del moderno coso de Illunbe, acompañado por su hija, la infanta Elena.

En los últimos años se ha hecho habitual la presencia del monarca en las corridas de toros donostiarras, desde que en 2015 ya estuviera presente en el festejo con el que la tauromaquia volvía a Donostia tras dos años sin feria taurina, bajo el mandato de Bildu.

La corrida de ayer, con toros de Victoriano del Río, quedó finalmente en un improvisado mano a mano entre Ponce y Roca Rey, una vez que, a primera hora de la tarde, el diestro Cayetano, causara baja y presentara un parte médico para acreditar una doble fractura costal tras una fuerte voltereta sufrida el pasado domingo en Pontevedra.

El diestro está anunciado también para la Aste Nagusia de Bilbao el viernes 24 de agosto, aunque se desconoce si podrá asistir.

El parte médico confirma la lesión del menor de los hermanos Rivera Ordóñez, que, según los galenos, deberá guardar reposo relativo y evitar esfuerzos en las próximas “cuatro o cinco semanas”. - Efe