Cartas a la Dirección

Se nos ha ido ‘Sagasta’ . Ya está bien

Miércoles, 15 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Ha fallecido Ángel Redondo, también conocido por Sagasta. Oriundo del barrio de Martutene, pero astigartarra de adopción. Una de esas personas que dejan huella. Afable, simpático, educado y buen conversador. En definitiva, una buena persona.

Goian bego. Descanse en paz.

Paso a enumerar los temas desarrollados como posibles soluciones para el paseo del Faro en conversación con la concejala Pilar Arana, como responsable de Movilidad del Ayuntamiento donostiarra:

1º- No tenemos en el paseo del Faro ningún tipo de transporte público.

2º- No tenemos aceras, con inminente peligro de atropellos.

3º- Contenedores de basura únicos y en mitad de la carretera de subida y bajada.

4º- La situación del asfaltado es deprimente y está llena de baches.

5º- La iluminación nocturna es insuficiente.

6º- No hay zona de aparcamiento ni para residentes ni para visitantes, ni tampoco los hay para minusválidos.

7º- Dos zonas vecinales de tránsito, servidumbre de paso existentes en la cuesta del paseo del Faro, se hallan ocupadas y cerradas y su departamento no ha hecho absolutamente nada, a pesar de denuncia escrita.

El pasado día 11, primer día de fiestas, su departamento dio rienda suelta a sus motoristas y se dedicaron a hacer caja a través de multas a todos los vehículos estacionados en la carretera. Antes de contestar a cualquier demanda vecinal y dar soluciones a sus problemas, actúa de forma inquisitorial con el bolsillo del contribuyente. Ya está bien, esto no es aceptable.

En la conversación que mantuve con usted me aseguraba que no era política. Si es así, entiendo que sea técnica en la materia que ocupa. Pido su dimisión por inoperante. En cualquier país anglosajón a usted le habrían sacado del cargo que ocupa por no dar respuesta a sus vecinos y ni tan siquiera contestar, ni pública ni privadamente, a sus requerimientos.

Pido a PNV y PSOE que una ínfima parte del dinero y del esfuerzo que dedican al metro de San Sebastián, lo hagan para proporcionar un transporte público al paseo del Faro, y entretanto, dejen a sus vecinos aparcar donde hasta ahora lo venimos haciendo durante el resto del año.