Ticketmaster cierra su portal de reventa por quejas de usuarios

La web de Ticketmaster

La compañía lanzará una plataforma de intercambio donde las entradas no puedan superar su precio original

Martes, 14 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

madrid - Ticketmaster, la compañía de ventas y distribución de entradas de eventos, ha decidido cerrar SeatWave, su portal de reventa de mercado secundario, debido a la polémica surgida entre los usuarios por la reventa de entradas con fines especulativos.

“Hemos oído vuestras peticiones y os hemos escuchado: las webs de mercado secundario (reventa) ya no os convencen y sabemos que estáis cansados de ver cómo otras personas compran entradas solo para venderlas y obtener un beneficio económico”, aseguraron desde Ticketmaster en un comunicado difundido ayer internacionalmente.

anuncian nueva plataforma Como alternativa, la compañía lanzará una plataforma de intercambio entre los fans dentro de Ticketmaster, donde podrán comprar o vender “fácilmente” las entradas que no puedan utilizar “al precio original o menor”.

Desde Ticketmaster aseguran que la nueva web “verá la luz” en toda Europa a principios del próximo año y desde hoy no se darán de alta nuevos eventos en Seatwave, aunque se mantendrán las entradas que han sido colocadas en el portal con anterioridad.

“Nuestro plan a largo plazo siempre fue el de cerrar nuestras plataformas de venta secundaria y crear una de intercambio. Estamos emocionados con el lanzamiento de nuestra web, rediseñada para que comprar y vender entradas sea fácil y rápido, con todas las entradas en el mismo sitio”, aseguran fuentes de Ticketmaster.

Con el cierre de Seatwave la empresa pretende asegurar que las entradas de los conciertos lleguen a las manos de los “verdaderos fans” sin tener que pagar por ello cantidades “abusivas” y sin el control del artista y el promotor, “en un entorno 100 % seguro y transparente”.

En los últimos años, la odisea para comprar entradas por Internet para conciertos de grandes artistas ha motivado las quejas de los seguidores y los usuarios, que vieron cómo las localidades se agotaban en apenas unas horas, mientras que aparecían entradas disponibles a precios elevados. - Efe

Secciones