Izaro Lestayo patrona de san juan

“Muchas compañeras han dicho estar orgullosas de ser bateleras;al final, representan a su propio pueblo"

Izaro Lestayo (Getaria, 1997) fue la encargada de guiar a las batelerak en la regata que dio a San Juan su quinta Liga Euskotren consecutiva el pasado domingo

Jon Ander de la Hoz Esti Veintemillas - Martes, 14 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

PASAI DONIBANE - Estarán contentas tras proclamarse campeonas de una nueva edición de la liga Euskotren.

-Muy contentas. Ese era nuestro objetivo final;seguir ofreciendo nuestro mejor nivel año tras año. Este año hemos visto que manteniendo el equipo se puede seguir cosechando títulos.

¿Cómo transcurrió la regata que les aseguró la corona matemáticamente?

-El fin de semana nos ha dejado una sensación agridulce. El sábado la regata no nos salió como queríamos. Ya hemos dicho que el parón liguero no nos ha beneficiado. En la regata de Hondarribia remamos más con el corazón que con la cabeza. La remada no fue la mejor, pero queríamos la bandera y ha sido muy importante haber obtenido la quinta corona.

Ha citado la regata de Ondarroa. ¿Es una espina no poder conseguir el pleno de victorias?

-Sí. Supongo que todos los equipos se pondrán objetivos para la temporada, y uno de nuestros objetivos era ir a por el pleno. Por ello, la regata del sábado nos dio un poco de pena.

Opina que el parón liguero no les ha beneficiado. ¿En qué sentido lo dice?

-Tuvimos un fin de semana sin regatas -el primero de agosto-. A nosotras nos gusta competir, somos competitivas, y sabíamos que el descanso no nos iba a favorecer mucho. Creo que el sábado se demostró que no nos conviene parar, y que tampoco lo queremos.

El domingo las diferencias volvieron a ser cortas. ¿Las traineras rivales han dado un paso al frente?

-Siempre hemos dicho que Orio está en la pelea por la victoria y eso se ha visto regata a regata. El domingo también se vio que están ahí mismo. Es nuestro máximo rival, pero también hemos visto que los demás tampoco están muy lejos. Sabemos que en las próximas regatas no nos podemos tomar ningún descanso. Aquí nadie regala banderas, hay que conseguirlas.

Dirigió a la trainera en Hondarribia. ¿Qué significa para usted?

-En el momento no era consciente. Habíamos planteado la regata como si solo estuviese en juego la bandera. Cuando te das cuenta de que está en juego la corona de toda una liga... Una vez ganada es una alegría inmensa. Creo que Anartz -Gereño, el entrenador- me dio la oportunidad por eso, confió en mí, y estoy muy contenta.

¿Qué os dijo el entrenador Gereño después de consagrarse como campeonas?

-Anartz tiene los mismos objetivos que las remeras. Comentamos que no nos quedamos del todo a gusto con la remada, pero tras lo del sábado necesitábamos una alegría así. A pesar de ello, no podemos relajarnos todavía.

¿Las remeras que han estado en los cinco títulos consecutivos son conscientes de lo que han logrado?

-Creo que no. Una vez que la gente te dice “oye, que lo has ganado por quinta vez, que nadie más ha logrado esto”... Paras a pensar y se ve que se ha hecho un gran trabajo. Me parece que todavía no se han creído lo que han logrado. Muchas han dicho estar orgullosas de ser bateleras;al final, representan a su propio pueblo, y eso se lleva dentro.

¿Ya están con la mirada en Zarautz?

-Sí. Tenemos algunas regatas marcadas en rojo en el calendario, y entre ellas están la de Zarautz y La Concha. Ahora llegan esas, y en los próximos días los tendremos que preparar.

¿Harán algo especial? Varias traineras suelen ensayar en Zarautz los días previos a la regata.

-Por el momento no tenemos nada preparado. El año pasado no entrenamos en Zarautz -a Donostia sí-, y no sé lo que haremos este año. No sé si este año haremos lo mismo, y por el momento no hay ningún plan especial.

Es el primer año de Gereño como técnico de la trainera femenina. ¿Qué les ha aportado?

-El año pasado también estuvo muy implicado ayudando a Maialen Arrazola. Ya por entonces vimos cuanto la ayudó. Personalmente, a mí Anartz, además de mejorarme en las regatas, me ha mejorado como persona. Me ha ayudado a ser más fuerte conmigo misma. Hay que saber vivir las regatas desde fuera, y yo he estado con él muchas regatas. Me ha aportado muchísimo.

¿Qué tal se siente en su segundo año en el club sanjuandarra?

-Yo vengo de Getaria, y he visto la diferencia entre los dos clubes deportivamente hablando. En mi opinión, es grande. Getaria me aportó el trabajo en grupo, lo que es muy importante. Si allí aprendí el trabajo conjunto, San Juan me ha enseñado lo que es la competitividad. Me ha hecho crecer como persona, saber hasta dónde puedo llegar. Si en una trainera no confían en uno, no vales para ese bote. Este equipo me ha demostrado que confían en mí. Además de mis compañeras, estoy contenta en el club. Los directivos se esfuerzan en todo lo que pueden, y estoy muy agradecida.