La Policía detiene a un hombre de 36 años por abusar de una niña de 14

El detenido subió con ella a su piso y le realizó tocamientos

D. Ortega / Efe - Sábado, 11 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

gasteiz - Las fiestas de La Blanca se cerraron la noche del jueves al viernes con un nuevo detenido por abuso sexual, un hombre de 36 años acusado de realizar tocamientos y besar a una niña de 14 años cuando ella se negó a tener relaciones sexuales con él. El que fue el cuarto caso de abuso sexual de estas fiestas tuvo lugar alrededor de las 21.30 horas del jueves. Según informó ayer la Policía Local de Gasteiz, la víctima y una amiga se encontraron con dos hombres, de 36 y 24 años, a los que conocían, que las invitaron a subir a su casa con la excusa de cambiarse de ropa e irse luego de fiesta.

Dentro del piso, los cuatro se separaron y los hombres propusieron cada uno a una chica mantener relaciones sexuales, pero ambas les rechazaron, según apuntaron fuentes municipales. En ese momento, uno de los hombres respetó la decisión de la adolescente, pero el otro la cogió del brazo y la metió en una habitación, donde comenzó a realizarle tocamientos y a darle besos sin su consentimiento.

La joven le solicitó que parara y finalmente consiguió salir y marcharse de allí junto a su amiga. Una vez en el exterior informaron de lo ocurrido a sus padres y se dirigieron a una patrulla de la Policía Local para contar lo sucedido. Los agentes acudieron entonces al domicilio y detuvieron a los dos hombres, aunque uno de ellos, el de 24 años, quedó en libertad casi al momento ya que se comprobó que no había tomado parte en el supuesto abuso.

El otro, al que se acusa de un delito de abusos sexuales, pasó ayer por la mañana a disposición judicial.

Este último caso de abuso sexual ha sido el cuarto de estas fiestas de La Blanca. El primero se produjo la noche del día 4 al 5, cuando un ciudadano francés realizó tocamientos en un bar a dos mujeres y fue retenido por los clientes hasta que llegó la Policía. Después, durante la madrugada del miércoles se produjo una agresión sexual contra una menor por parte de otro adolescente, que tras pasar a disposición judicial fue internado en el centro de menores de Zumarraga, en Gipuzkoa. Por último, la madrugada del jueves se produjo un nuevo caso de tocamientos en el interior de un bar.