Berriozar recuerda al subteniente Casanova

Viernes, 10 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Iruñea - La asociación Vecinos de Paz de la localidad navarra de Berriozar organizó ayer un homenaje en recuerdo al subteniente del Ejército de tierra, Francisco Casanova, que fue asesinado por ETA hace 18 años.

Tras una misa en la parroquia de San Esteban, se realizó una ofrenda floral en la Plaza del Sol ante el monumento de la Puerta de la Libertad, un monolito levantado en recuerdo de las víctimas del terrorismo.

El asesinato de Francisco Casanova tuvo lugar el 9 de agosto de 2000, minutos después de las 15.00 horas. El militar fue tiroteado a bocajarro cuatro veces en la cabeza cuando se disponía a estacionar su coche en el garaje de su domicilio en Berriozar, al finalizar su jornada laboral en el cercano acuartelamiento del Ejército de tierra en Aizoain. El subteniente del Ejército, de 46 años, estaba casado y tenía dos hijos. - N.G.