Cartas a la Dirección

¡Cuidado, Real Sociedad!

Manu Aramburu - Viernes, 10 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

No es ningún secreto que el mundo del fútbol en lo que a su aspecto pecuniario se refiere se ha vuelto absolutamente loco, si alguna vez estuvo cuerdo.

El último capítulo de esta historia lo ha constituido el fichaje de Kepa Arrizabalaga, portero del Athletic, por el Chelsea inglés, a cambio de 80 millones, su cláusula de rescisión.

Ese dinero, sumado al recaudado en anteriores transacciones, hace que nuestros hermanos del alma sean hoy, ahora, mas peligrosos que un mono con dos bombas de mano y estén cavilando, si no lo tenían decidido ya, cómo pergeñar su enésima tropelía en Gipuzkoa.

No hay que ser una lumbrera para saber que su objetivo prioritario en estos momentos va a ser fichar algún jugador que, por un lado se acople a su filosofía y, por otro, marque la diferencia y mediatice absolutamente un equipo. Y a día de la fecha que se sepa por estos lares solo hay uno: Oyarzabal.

Así que, Aperribay, tiéntate la ropa y amarra al eibartarra, al grito de ya, con un sueldo a su nivel y precio de mercado actuales, con una cláusula de rescisión, a la vez, en consecuencia.

Colofón: Más vale prevenir que lamentar.

Secciones