La biblioteca de José Mari Elosegui, donada al Koldo Mitxelena por su familia

Representantes de la Diputación, Koldo Mitxelena y la familia Elosegui-Itxaso observan los libros, ayer. (Ruben Plaza)

Los 3.065 libros y 109 revistas que utilizó el documentalista durante sus viajes estarán a disposición del público

Gorka Martinez Ruben Plaza - Viernes, 10 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - El catálogo del Koldo Mitxelena se ha ampliado con los 3.065 libros y 109 revistas que la familia de José Mari Elosegui-Itxaso ha donado a la Diputación. Las obras, de temática viajera, antropología social y cultural o de literatura de viajes y aventuras, fueron utilizadas por el documentalista y fotógrafo, José Mari Elosegui-Itxaso, durante sus excursiones por todo el mundo.

Las obras describen travesías de los siglos XIX y XX, las civilizaciones y sus situaciones sociales y políticas, expediciones científicas, exploraciones geográficas y también se puede encontrar alguna guía turística. Los ejemplares se refieren sobre todo a África (58 libros), América (30), Asia (22), Australia (7) y Oceanía (3). También hay obras relacionadas con el Pacífico y pueblos nómadas (5). Por otra parte, también hay materiales sobre Antropología social y cultural (12), Etnología (8), novelas de aventuras (84) y ficción histórica (40).

En el año 2016 la familia Elosegui-Itxaso depositó la biblioteca del documentalista en el Koldo Mitxelena para su examen y catalogación. Tras haber superado el proceso satisfactoriamente, este fondo ha pasado a incorporarse como donación definitiva y está a disposición de todos los usuarios.

“José Mari quería que los libros estuvieran en el Koldo Mitxelena porque tenía un vínculo muy fuerte con este centro, ya que venía mucho”, explicó la hermana del fotógrafo, María Elosegui.

La responsable de la biblioteca, Susana Araiz, quiso agradecer a la familia “el haber tenido en cuenta al Koldo Mitxelena para donar los libros”. Los textos han sido bien recibidos por los encargados del centro cultural. “Desde el primer momento en que los vimos nos dimos cuenta de que nos encontrábamos ante libros muy interesantes y por eso nos comprometimos a catalogarlos en un periodo de dos años”, explicó Araiz. En cuanto a la disponibilidad de los materiales, algunos de ellos están listos para ser prestados, pero otros, debido a su estado -son muy viejos-, no están en condiciones para ser ofrecidos al público.

Recordando a su hermano, María Elosegui manifestó que su objetivo era “hacer del viaje su profesión, ya que le encantaba viajar”. Utilizó esos libros “para realizar sus documentales” y quiso que estuvieran al alcance de los donostiarras para que “los futuros lectores vieran cómo se forjó”.

Araiz subrayó que una de las cosas que dan valor a estos fondos es que “en muchas de las páginas se pueden apreciar las notas que José Mari escribía sobre lo que leía”. “Las notas eran de antes, de durante y de después del viaje, ya que muchas veces se podían apreciar correcciones suyas diciendo que él no había visto determinada cosa que ponía en el libro”, añadió.

autores Entre los autores de las obras se encuentran personalidades conocidas como Vicente Blasco Ibáñez, Pío Baroja o Miguel de Unamuno. También hay una variedad de escritores latinoamericanos como Virgilio Rodríguez Macal, José Milla, Francisco Colaone o Luis Sepúlveda, o franceses e ingleses como Jules Verne, Pierre Loti, James Fenimore Cooper, Robert Louis Stevenson o Wilbur Smith.

Secciones