El PP quiere controlar “lo que se hace” en las aulas catalanas

Maroto alude a vigilar “lo que dicen los profesores”, y llama a hacer un seguimiento de las Cuentas de la Generalitat

Jueves, 9 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Donostia - De nuevo la educación catalana en el punto de mira como ariete para conseguir votos, en esta ocasión por parte del PP. Su vicesecretario de Organización, Javier Maroto, cree necesario “un mayor y mejor seguimiento de lo que se hace en las aulas”, así como un “mayor seguimiento de lo que dicen los profesores” en la escuela, y aunque admitió que eso “no se hace de un día para otro”, colocó este tema como uno de los que trabajará el PP “a medio plazo”. En el corto situó el control de las cuentas de la Generalitat y que permite evitar que “los fondos estén dedicados a asuntos que no competen” como financiar “campañas en la TV3” o “estructuras de Estado”.

El dirigente del PP afirmó que fue una “desagradable sorpresa” que “la primera medida” del Consejo de Ministros de Pedro Sánchez fuera “levantar el veto para que con los recursos económicos de todos los españoles se pudiesen financiar otra vez las embajadas catalanas en el resto del mundo y la propaganda independentista”.

Al ser preguntado si el PP tiene propuestas para TV3, los Mossos o la educación, algunos de los ejes en que se asienta el independentismo, Maroto avanzó las iniciativas en las que trabajará el PP de Pablo Casado. Primero, el modelo educativo. Después, el “reforzamiento” institucional que tipifique como delito la convocatoria ilegal de referéndum para “rearmarse” ante posibles pasos de los independentistas y avisó a Sánchez de que su formación no permitirá que “los catalanes voten parcialmente sobre la soberanía nacional de todos”. Y además, el Grupo Popular planteará en el Congreso a la vuelta de vacaciones que sea delito la sedición impropia o la convocatoria ilegal de referéndum. “Eso era delito cuando Ibarretxe intentó hacerlo. Alguien le dijo a Ibarretxe, te va a costar seis años de cárcel y por eso entre otras cosas no lo hizo. Y como el PSOE eliminó ese delito, Puigdemont se atrevió a hacerlo”, zanjó.

Al ser preguntado qué tiene que pasar y cuál es la línea roja para que el PP pida otro 155, después de que Casado anunciara que exigirá su aplicación si los independentistas siguen con su chantaje, Maroto concretó que lo harán si hay “pruebas manifiestas de que el president no quiere ser el mayor representante del Estado en Catalunya y se convierta en el mayor problema del Estado”. - I. S. M.

Secciones