Covite recuerda al PP que Rajoy pactó con el PNV los acercamientos

La AVT reconoce que el tercer grado aplicado a Sanz y Moreno es legal, pero teme que sea una “cortina de humo”

Jueves, 9 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Donostia - La presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco, Covite, Consuelo Ordóñez, avaló ayer el traslado a Euskadi de los presos de ETA Olga Sanz y Xabier Moreno, por ser “absolutamente legal” y estar ambos reclusos en tercer grado. Ordóñez censuró en ese sentido que el PP pretenda hacer “oposición” con esta cuestión a pesar de que el Gobierno de Mariano Rajoy “tenía ya pactado con el PNV los acercamientos, sin condición ninguna, y la transferencia de prisiones”, un argumento que ya esgrimió, en una entrevista concedida a este periódico el pasado mes de julio.

Además, Ordóñez afirmó que “el que más presos acercó fue José María Aznar, sin ningún requisito”, y advirtió al PP de que no hará “seguidismo” de su estrategia en esta cuestión.

La hermana de Gregorio Ordóñez, asesinado por ETA en 1995, recordó que Moreno y Sanz se han arrepentido, han pedido perdón, han asumido las responsabilidades civiles y se han comprometido a colaborar con la Justicia. “Cuando se cumplen esos requisitos, es cuando Instituciones Penitenciarias emite el correspondiente informe favorable de reinserción, y los jueces lo comprueban y acuerdan el tercer grado”, explicó.

Covite, por tanto, “no tiene nada que decir” porque ha comprobado “que efectivamente es un tercer grado, cumpliendo todos los requisitos, acordado por el juez”, y por tanto, estos reclusos tenían que ser trasladados a cárceles cercanas a sus domicilios. “Es la ley”, subrayó.

Eso sí, la presidenta de Covite reclamó al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, que en futuros posibles acercamientos establezca a los reclusos como requisito que “renieguen” de ETA. “Si repudian a ETA, ganamos todos;nunca nos hemos opuesto a los acercamientos, siempre que se cumplan los requisitos que los propios gobiernos han establecido”, dijo la presidenta de Covite, que se ha puesto en contacto con el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para trasladarle esta postura. “Rechazar a ETA significaría todo”, enfatizó.

Por otro lado, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) no cuestiona el traslado de Olga Sanz y Javier Moreno a Basauri, aunque cree que es una “cortina de humo” para futuras “cesiones”. En declaraciones a Efe, el consejero de la AVT Miguel Folguera admitió ayer que el traslado de los dos presos “cumple con los requisitos establecidos por la ley”, pero aseguró que la asociación estará “vigilante” ante los movimientos que puedan darse en las próximas semanas o meses.

Tras recordar que la asociación de víctimas está en contra “de cualquier tipo de acercamiento”, reconoció que se trata de un caso “muy particular”, por lo que, a su juicio, no se enmarcaría en el listado de “cesiones” que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha podido acordar con el PNV a cambio de su apoyo en la investidura. Pero, insistió, estarán “con el ojo puesto” en los movimientos que puedan darse en los próximos meses en relación al acercamiento de presos de ETA.

También la presidenta de esta asociación, Maite Araluce, avaló estos dos traslados porque “se ajustan a la ley”, aunque advirtió de que, si se permiten homenajes a presos, les tendrá “enfrente”. - T. Díez