Euskadi sortea el parón de la industria en España

La producción cae un 2% en las fábricas del Estado y crece en las de la CAV

Jueves, 9 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - El Instituto Nacional de Estadística confirmó ayer el buen momento de la industria vasca. Como es habitual en esta encuesta, el INE y el Eustat -que hizo pública el viernes pasado la suya- no coinciden en el volumen, pero ambos organismos han constado que las fábricas de Euskadi continuaron aumentado su producción en junio. El dato del INE -cuyo sondeo incluye a un menor número de empresas que el de Eustat- apunta a un crecimiento del 2,1% en un contexto complejo en España.

De hecho, el Índice de Producción Industrial del conjunto del Estado registró una caída del 2% en junio. La fortaleza del sector manufacturero vasco y su diversificación permitieron a Euskadi sortear el bache.

Entre las grandes regiones industriales, la CAV fue la más dinámica. Y de ese grupo de cabeza, solo Catalunya registró incremento en la actividad, si bien con la mitad (1,2%) de empuje. Las únicas comunidades que crecieron más que Euskadi fueron Cantabria, con un notable 5,8%, y Canarias (2,5%) pero su peso industrial es significativamente menor.

“La actividad industrial está creciendo y tiene un buen pulso” en Euskadi, apuntó la consejera vascas de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, preguntada por el dato en una entrevista en RNE.

En el lado contrario de la balanza, Madrid fue la principal protagonista (-7,8%), arrastrando en su caída el índice del Estado. Andalucía (-7,2%) o Valencia (-4,1%) colaboraron en el desplome. Mientras que Nafarroa sorprendió también con un retroceso de 2,5%, ya que en mayo había crecido un 4,6%, casi cuatro veces más que la media del Estado. Después de encadenar dos meses de crecimiento, el Índice de Producción Industrial español cae y se lleva por delante gran parte del crecimiento acumulado hasta mayo.

El balance del primer semestre sigue siendo positivo, con un repunte medio del 1,8% en lo que va de año. Sin embargo, un mes antes el crecimiento acumulado era del 2,7%. Euskadi, en cambio, mantiene desde abril una línea constante, con un incremento medio de en torno al 2,5% en el primer semestre.

La energía fue el segmento con un comportamiento más negativo (-9,2%), lastrada por el frenazo en la producción de las refinerías del petróleo. Una evolución que contrasta con el repunte de la actividad en Petronor en Euskadi.

Los bienes de consumo fueron también determinantes en el resulto rojo del dato de junio, sobre todo los de consumo duradero -electrodomésticos o automóviles, entre otros-, con un caída del 8%. - N.G.