Goia insta a tomar “una decisión ya” sobre si se creará una cárcel o un centro de inserción

El alcalde recalca que la partida para la prisión sirve para la opción alternativa Dice que un centro de inserción es “más barato”

Carolina Alonso Javi Colmenero - Miércoles, 8 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Donostia - El alcalde de Donostia, Eneko Goia, reclamó ayer que la decisión sobre si Donostia debe acoger una cárcel o un Centro de Inserción Social (CIS) “se adopte ya” con el fin de que pueda comenzar en Zubieta a la mayor brevedad la construcción de la instalación que finalmente se decida. De este modo, el Ayuntamiento podrá disponer de los terrenos de Martutene para seguir avanzando en el desarrollo de la nueva zona residencial de Txomin Enea y los internos de Martutene podrán decir adiós a una cárcel vieja y con numerosas carencias.

A preguntas de los informadores, el alcalde de Donostia manifestó que la apuesta del Gobierno socialista de Pedro Sánchez por construir un Centro de Inserción en Zubieta en lugar de una prisión al uso, como se ha proyectado durante largos años, “es la misma” que barajaba el Ejecutivo de Mariano Rajoy en sus últimos tiempos. Sin embargo, según recalcó Goia, la decisión no está adoptada “en firme” por lo que es necesario que el Ejecutivo de Sánchez adopte una postura definitiva con el fin de que el proceso, actualmente atascado, puede avanzar.

Goia negó, además, que sea necesario esperar a introducir una nueva partida económica en el presupuesto del Gobierno de España para llevar a cabo la obra. “No hace falta incluir ninguna partida para construir el centro porque desde la negociación entre el PNV y el PP para los presupuestos generales del año 2017 ya está dispuesto el dinero y la partida se repite en los presupuestos de 2018”, explicó el mandatario donostiarra. “El problema que tenemos es que no se ejecute la partida, no que no esté”, añadió Goia, que recalcó que la construcción de un Centro de Inserción Social es, en cualquier caso, “más barata” que la de una cárcel por lo que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, “accederá con una sonrisa a que la partida en vigor se utilice para un Centro de Inserción Social”.

El primer edil de la capital guipuzcoana añadió que “el tiempo es otra incógnita sin despejar”. Según explicó, la hipótesis con la que trabajan actualmente los responsables penitenciarios es que se construya el nuevo centro para los presos antes del cierre de Martutene, algo que alargará la liberación de los terrenos pero que, por contra, beneficiará a los reclusos. En caso de tener que trasladarse a otras prisiones cercanas, como la de Zaballa (Álava), los penados que están en régimen de semilibertad quedarían muy perjudicados porque sus salidas a la calle se desarrollarían fuera de su entorno más cercano. “Hay que tener en cuenta distintos intereses y las consecuencias del cierre de Martutene sin la apertura del nuevo centro para algunas personas que cumplen condena es excesiva”, dijo el alcalde que, no obstante, insistió en que la decisión “debe adoptarse ya para ponerse a ejecutar”.

ensanchamiento del Urumea Las manifestaciones de Goia tuvieron lugar tras la junta de gobierno local, que dio su aprobación a un convenio con la empresa Invektra para la adquisición de un terreno de 351 metros cuadrados, situado en la ribera del río Urumea, con el fin de crear un tanque de tormentas y un pozo de bombeo de aguas fecales, que formarán parte de las obras de la segunda parte de ensanchamiento del río a su paso por Martutene, con el fin de evitar las inundaciones. El terreno se encuentra entre la zona ya ensanchada del cauce y el puente del Polígono 27.