Bogando por la red

La falta de responsabilidad twitter.com/BeatrizTalegon

Iker Merodio - Miércoles, 8 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

La falta de responsabilidad twitter.com/BeatrizTalegon

Todos cometemos errores, pero me niego a creer que Beatriz Talegón sea tan necia como para perseverar en esa práctica con semejante empeño: después de que le hayan colado unas cuantas noticias falsas (incluso la de que Rajoy es pederasta), vuelve a la carga con un vídeo en el que se ve a un político repartiendo identificaciones en un parlamento para que el voto de los diputados ausentes cuente. Talegón, que lleva toda la vida comentando la política española y catalana tiene que saber que en el Congreso no se vota así. Aun así tuitea el vídeo y la falsa noticia.

La falta de oportunidades twitter.com/CervantesFAQs

Es fácil detectar en Twitter a quienes viven con un dolor dentro porque no corrieron delante de los grises. Dolor que se agrava cada vez que se les escapa una oportunidad para protagonizar un pequeño hito actual. Dolor que mitigan tuiteando como si con ello colaborasen en alguna resistencia. Los que llevan la cuenta @CervantesFAQs (siempre he creído que la actualizan varias personas) lo demuestran: en Italia cantaron la antifascista Bella Ciao a Ma- tteo Salvini, pero no lo protagonizaron ellos, y eso les hiere, les duele, les obliga a tuitear casi como si la idea hubiera sido suya.

Sí, el francés es de ocupadores vilaweb.cat

Solo había que tener un mínimo de sensibilidad y de cultura para darse cuenta de que, cuando Carles Puigdemont hablaba en francés desde Flandes, estaba expresándose en la lengua de los ocupadores. Pero igual que para algunos todo lo que hace el catalán es obra del demonio, para otros cada acto es el de un ángel, y en ese gigantesco océano que unos y otros dejan entre sí, nadar no te lleva a ningún lado. Hasta ahora: el plan de Puigdemont para convertirse en eurodiputado tiene un pero: no conoce la lengua flamenca, propia de la región en la que se quiere presentar, como obliga la normativa belga.

Secciones