El incendio del Algarve luso avanza sin control

Miércoles, 8 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Lisboa - El incendio forestal del Algarve, desatado hace seis días, avanzaba ayer de forma descontrolada tras varias reactivaciones que han generado alarma entre la población y obligado al Gobierno portugués a lanzar un mensaje de tranquilidad. El fuego, que hasta el lunes había consumido más de 15.000 hectáreas, se intensificó en la madrugada de ayer y obligó a desalojar a 250 personas de varias aldeas del municipio de Monquiche, una zona montañosa de muy difícil acceso.

Impulsadas por el viento, las llamas se fueron extendiendo a las vecinas localidades de Odemira, Silves y Portimão, destruyendo a su paso infraestructuras agrícolas, campos de árboles frutales, fábricas y casas. Además, el fuego ha dañado hasta 40 kilómetros de tendido eléctrico, lo que ha dejado sin energía a unas 17 localidades de la zona. La situación ha desatado la alarma entre la población. - Efe

Secciones