Sarabia tiene la palabra

objetivo difícil la real está dispuesta a abonar su cláusula de 18 millones y pagarle más de dos millones por año, pero el jugador no lo ve claro

Mikel Recalde - Miércoles, 8 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - Mala pinta. La Real pretende dar un paso adelante en cuanto a ambición y subir el listón económico de sus inversiones, pero le está costando tener éxito. Tras la apuesta de 12 millones con Mikel Merino, un proyecto de futbolista con presente y mucho futuro, y la próxima incorporación, cedido de Theo, al que tendrá que pagar como a uno de los mejores contratos de su plantilla, parece que la operación más arriesgada y costosa será la del extremo. Primero se quedaron con la miel en los labios cuando casi cierran la contratación de Correa por 13 millones de euros y ahora, todo parece indicar que tampoco van a poder convencer a Pablo Sarabia, por el que estaba dispuesta a abonar su cláusula de 18 millones.

Como suele suceder con los realistas que pretende el Athletic, es el jugador quien tiene la palabra cuando un club pretende abonar el precio de su libertad y, en esta ocasión, resulta muy complicado convencer a un futbolista muy valorado en su club y por su afición, que el entrenador, Machín, no quiere perderlo y que está negociando una renovación de su contrato, con todo lo que ello supone para que su agente presione en las negociaciones.

Este periódico puede confirmar que la Real ha hablado con los agentes del madrileño para transmitirles sus intenciones y el futbolista, que no ve con malos ojos la opción de la Real, se lo ha pensado pero finalmente la sensación es que no va a aceptar entrar en una operación así. La Real todavía cuenta con opciones y se mantiene a la espera, pero desde Sevilla aseguran que no le perdonarían al club su marcha. Su intención es cobrar algo más de dos millones netos, cantidad a la que podría llegar a la Real. En todo caso, será el jugador quien tenga la última palabra.