La hostelería suma empleados para las fiestas

Una furgoneta de reparto recorre la Parte Vieja.

Los establecimientos se refuerzan con más personal, ya que las calles estarán a rebosar

Gorka Martinez Ruben Plaza - Martes, 7 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - La hostelería donostiarra se prepara para la Semana Grande y ante la gran afluencia de personas en las calles los establecimientos se refuerzan contratando trabajadores extras. Así lo explican algunos bares y heladerías de la Parte Vieja. El comercio de helados Boulevard, por ejemplo, explica que “vienen tres extras, que ya han trabajado en el establecimiento algún otro año para ayudar”. Lo mismo sucede en la heladería Oiartzun, cuya responsable afirma que “debido a que el local suele estar repleto de clientes, contratamos más personal para esa semana”.

Los bares también notan la necesidad de sumar más empleados durante las fiestas. “Para este año hemos cogido a dos jóvenes”, explican en el bar Larra, de la calle Juan de Bilbao que, sin embargo, no ve necesario reforzar la seguridad porque están “atentos por si fuera hay ladrones, pero como un sábado cualquiera”.

Más acostumbrados a la multitud están en la panadería Galparsoro y en el bar Gandarias. La panadería de la calle Mayor explica que es una semana en la que “venden más” pero que a lo largo del año suelen tener “mucho trabajo”, por lo que no amplían la plantilla estos días. En el Gandarias, dicen, “tanto el bar como el restaurante están llenos de gente, como la propia ciudad”. “Entre las comidas y las cenas, y que luego en el bar la gente está tomando algo, esto está repleto de día y de noche”, añaden los camareros.

Pero reclutar a trabajadores suplementarios no es la única medida que se toma en Semana Grande. Las heladerías tienen que modificar los horarios porque la gente está hasta altas horas de la noche en la calle. “Trabajamos hasta la 1.00 horas”, explican en Boulevard. Algo más tarde cierra Oiartzun, que sirve helados hasta las 2.00 horas.

Según los dependientes, hay dos momentos de cada jornada en los que la venta se incrementa notablemente: “Antes y después de los fuegos artificiales, mientras que durante su celebración todo esto está vacío”. “Tampoco hacemos batidos durante esos días por la cantidad de clientes que tenemos”, añaden.

Secciones