Cartas a la Dirección

¡Qué verde era mi valle!

iñaki Asín Rodríguez - Lunes, 6 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

No entiendo que no seamos capaces de darnos cuenta. El reggaeton no es mala música, sus letras casi siempre sí lo son, personalmente a mí no me gusta ni oler. Muchas canciones de reggaeton con mensajes similares se están bailando en cumpleaños infantiles, fiestas de Navidad o fines de semana de chupipandi familiar. ¿Igualdad, con mensajes machistas e hipersexualizados de este omnipresente estilo musical? Afortunadamente, la mayoría de los niños y niñas pequeños que escuchan y bailan estas letras no están captando el verdadero mensaje (tristemente muchos adultos tampoco). Pero corremos el riesgo de que sí lo están interiorizando de alguna manera y, en el caso de que las canciones, se encuentren además acompañadas por un videoclip, la pócima puede ser explosiva. No creo que a nadie le guste imaginarse a su hija adolescente bailando este tipo de canciones en la discoteca mientras mira a un señor de 50 años pensando en irse con él si este le regala flores. Lo sé, pero tampoco quiere a su hija de 4 años bailando estos historios con un top rosa muy mono en el baile de fin de curso.

Secciones