“No se logró hoy, pero es cuestión de tiempo”

Un grupo autodenominado Soldados de Franela, reivindicó el intento de asesinato a Maduro

Lunes, 6 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Caracas - Horas después de producirse el atentado, un grupo anónimo autodenominado Soldados de Franela se pronunció a través de las redes sociales y se atribuyó la autoría de la Operación Fénix, el nombre con el que han identificado el atentando contra Maduro. En una cuenta de Twitter Soldados de Franela divulgaba fotografías y vídeos del momento en que se registró el incidente. “Demostramos que son vulnerables, no se logró hoy pero es cuestión de tiempo”, dice uno de los mensajes escritos en este perfil. Los Soldados de Franela aseguran, en la misma cuenta de Twitter que son un conjunto de “militares y civiles patriotas y leales al pueblo de Venezuela (...) basados en argumentos legales y constitucionales”. Estos hechos suceden en medio de la severa crisis económica que padece Venezuela. El Gobierno venezolano informó de que había capturado a seis presuntos implicados en el atentado y aseguró que todos los autores materiales y intelectuales están “identificados”.

Mientras, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) de Venezuela declaraba ayer su “irrestricta lealtad” a Nicolás Maduro tras el atentado. “Bajo ninguna circunstancia aceptaremos que sea vulnerada la soberanía nacional, permaneceremos incólumes y aferrados a las convicciones que nos caracterizan, apoyando de manera incondicional y con irrestricta lealtad a nuestro comandante en jefe (Nicolás Maduro)”. De acuerdo con los militares venezolanos, el ataque, que calificaron como “barbarie”, es “un paso desesperado que forma parte de los planes desestabilizadores cuyo objetivo es cambiar mediante mecanismos no constitucionales el gobierno legítimamente constituido y electo por voto popular” de Maduro. “Ningún gobierno que procure instaurarse por vías no democráticas contará con el apoyo de la FANB, y cualquier grupo que lleve a cabo actos criminales de este tipo recibirá una respuesta contundente de nuestra parte”, se añade en el texto.

EEUU niega su participación Por su parte, y sin que nadie acusara a Washington, un alto funcionario de la Casa Blanca negaba ayer que Estados Unidos estuviera detrás del presunto ataque contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, durante un desfile militar. “Puedo decir inequívocamente que no hay participación del gobierno de Estados Unidos en esto, en absoluto”, afirmó ayer John Bolton, asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, en una entrevista con la cadena Fox News. De hecho, Bolton sugirió incluso que el propio Gobierno de Maduro podría estar detrás de la explosión. “Podría haber muchas cosas”, incluido un “pretexto” orquestado por el régimen de Maduro para acusar a terceros, dijo Bolton, quien agregó que no hubo estadounidenses heridos en la explosión. Asimismo, Bolton se mostró abierto a que las autoridades venezolanas faciliten a EEUU cualquier tipo de información que pueda estar vinculada al episodio y, en el caso de que suponga una violación de las leyes estadounidenses, pueda ser investigado. “Si el gobierno de Venezuela tiene información fehaciente que quieren presentarnos que muestre una posible violación de la ley penal de los EEUU, la analizaremos seriamente”, agregó el asesor del presidente Trump.

Nicolás Maduro ha culpado en numerosas ocasiones a EEUU de urdir un complot en contra de su Gobierno, aunque en esta ocasión atribuyó la autoría del presunto atentado al presidente saliente colombiano, Juan Manuel Santos, y a la ultraderecha venezolana. - Efe