El tráfico del Puerto de Pasaia repunta y crece por encima de la media estatal

Imagen general del Puerto de Pasaia.

La actividad de la dársena guipuzcoana experimenta un acelerón en junio tras tres meses de aumentos discretos

M. Mariscal Javi Colmenero - Lunes, 6 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - El incremento del 7,2% del tráfico de mercancías en el Puerto de Pasaia en el primer semestre del año sitúa a la dársena guipuzcoana por encima de la evolución media del conjunto de los puertos del Estado, que crecieron un 6%, en respuesta al buen momento que atraviesa el comercio exterior vasco.

Pasaia comienza a mostrar la reacción que se esperaba a una progresiva mejoría de la economía guipuzcoana y que no terminaba de llegar. Los dos anteriores ejercicios correspondientes a 2016 y 2017 se cerraron con sendas pérdidas de actividad que encendieron las alarmas, aunque en todo momento desde la Autoridad Portuaria se defendió que el puerto tenía capacidad de recuperación, como parece confirmarse con los datos del primer semestre de este 2018.

Frente a una caída del tráfico de mercancías del 8,9% y del 13,9% en 2016 y 2017 respectivamente, el presente ejercicio comenzó con un fuerte ascenso del 22,4%, que los mismos responsables de la dársena guipuzcoana se encargaron de matizar.

Tradicionalmente, enero no es el mes más propicio para aventurar futuras evoluciones de la actividad, puesto que está condicionado por factores que posteriormente desaparecen, como por ejemplo mercancías que estaba previsto gestionar en diciembre del año anterior y que por diversos motivos se han visto retrasadas, lo que infla artificialmente las estadísticas.

Tras un febrero fuerte (+17,2%), fue en marzo cuando llegó la constatación de esta teoría, al registrarse una sensible ralentización del crecimiento de la actividad portuaria al situarse en un 3%. Los incrementos de abril y mayo de entre dos y cuatro puntos porcentuales situaron al Puerto de Pasaia en una senda alcista, aunque no terminaron de apuntalar su crecimiento.

El excelente comportamiento del movimiento comercial de mercancías en junio ha motivado, en cambio, que los datos del conjunto del semestre sitúen a la dársena guipuzcoana por encima del conjunto del Estado y respaldan las previsiones realizadas por la Autoridad Portuaria para el conjunto del ejercicio, que cifran en un 10% el porcentaje de incremento con el que se cerrará 2018.

De momento, en los primeros seis meses del año Pasaia ha gestionado 1,5 millones de toneladas de mercancías de distinto signo. No obstante, el recinto portuario guipuzcoano sigue estando especializado en los productos siderúrgicos y la automoción.

Precisamente el importante peso de la siderurgia en la actividad de la dársena, cuyos materiales representan el 49% del conjunto del tráfico, le hace muy vulnerable a la evolución de esta actividad que, con el cierre de Arcelor Mittal de Zumarraga hace dos años como máximo exponente, ha sufrido una importante merma.

tipología de mercancías La opción del Puerto de Pasaia por superar esta complicada situación, que influyó muy negativamente en sus resultados, fue apostar por nuevos materiales en respuesta al interés de las empresas vascas por productos de mayor valor añadido. De manera incipiente, comienzan a observarse los primeros resultados de esa estrategia.

Así, el cemento y el clinker han incrementado su presencia en la dársena guipuzcoana un 267% en los primeros seis meses del año con respecto al mismo periodo del año anterior. El crecimiento experimentado por el coque de petróleo de un 113% también contribuye a la mejora de los resultados en el tráfico de mercancías, junto con los productos químicos, que suben un 64,8%.

Las mercancías más tradicionales relacionadas con la siderurgia y los automóviles mantienen su buen comportamiento, sin excesivos incrementos, lo que alimenta las buenas perspectivas de la Autoridad Portuaria.

Estos buenos datos son incluso superiores en el caso del Puerto de Bilbao, que durante el primer semestre del año vio incrementar su tráfico en un 18%. Lo cierto es que los dos puertos se están beneficiando del dinamismo en ambas direcciones de las empresas en mercados extranjeros. El transporte aéreo y por carretera completan la foto del tráfico de mercancías en Euskadi.

A la espera de la evolución de los próximos meses y del previsible récord de exportaciones vascas de este año, se percibe que la cosecha de las plataformas vascas de comercio exterior será muy favorable.

Entre enero y mayo, últimos datos facilitados por Aduanas, Euskadi ha importado o exportado 16,9 millones de toneladas. Su valor económico es de casi 18.900 millones de euros, una cuarta parte del PIB vasco. En esa cifra no figuran ni los impuestos que se generan ni los beneficios empresariales ni los salarios o el impacto en el consumo de todas estas cuestiones. Tampoco se percibe en su dimensión real la importancia de los puertos en el tejido productivo vasco.

Secciones