gizartea

Segundo día de atasco en Irun por la afluencia de coches hacia el sur

Colas de coches en Biriatu.

Las retenciones alcanzaron los siete kilómetros y también hubo colas en Zarautz y en la AP-1

Domingo, 5 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Donostia - Primer fin de semana de agosto y, como ya se venía advirtiendo, Biriatu y, sobre todo el peaje de Irun, volvieron a ser puntos calientes de la red viaria, con retenciones similares al día anterior, cuando alcanzaron los siete kilómetros en dirección a Bilbao.

El intenso flujo de vehículos que viajan en los primeros días de agosto desde el norte de Europa hacia Marruecos, Portugal y el sur de España causó ayer un atasco de seis kilómetros en la autopista AP-8 a partir del peaje de Irun, en sentido a Donostia.

El Departamento vasco de Seguridad informó de que la densidad del tráfico que cruzó la muga con Iparralde se mantuvo durante toda la madrugada de ayer y a primera hora de la mañana las retenciones desde el peaje llegaban casi hasta el puesto de Biriatu.

Además, se registraron acumulaciones de vehículos, aunque de menor importancia, en el peaje de Zarautz y en los accesos de algunas áreas de servicio del tramo guipuzcoano de la AP-1 (Eibar-Gasteiz).

El pasado fin de semana pasaron por el peaje de Irun, procedentes de Francia, 103.822 vehículos, más del doble de los que lo hicieron en dirección al país vecino (50.482).

Bizkaia y Araba Conforme avanzó el día, otras zonas de la red viaria vasca comenzaron a congestionarse. Así, en la AP-8 entre Portugalete y Muskiz se registraron hasta trece kilómetros de atasco en dirección Cantabria.

Y el acceso a la AP-1 por la localidad alavesa de Armiñón contabilizó retenciones de siete kilómetros por la incorporación de vehículos desde la A-1.

Fuentes el Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco explicaron que también se produjeron colas de 1,5 kilómetros en el peaje de la AP-1 en la localidad de Etxabarri-Viña. - N.G./Efe

Secciones