EEUU acusa a Rusia de colaboración con Corea del Norte

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, durante la cumbre de la Asean. (Foto: Afp)

El secretario de Estado, Mike Pompeo, denuncia que Moscú incumple las sanciones de la ONU ? |

Domingo, 5 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Bangkok - El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, aseguró ayer en el foro de la ASEAN que Rusia incumple las sanciones aprobadas por el Consejo de Seguridad de la ONU contra Corea del Norte debido al programa nuclear de Pyonyang, que, por su parte, criticó la “insistencia” de Washington en mantener las restricciones.

“Hemos visto en informes que Rusia está emprendiendo proyectos conjuntos con empresas norcoreanas y entregando nuevos permisos de trabajo a trabajadores norcoreanos del gas”, dijo Pompeo en el foro de ministros de Exteriores de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) y sus socios externos en Singapur. “Si estos informes se demuestran exactos, y tenemos todas las razones para pensar que lo son, eso será una violación de la resolución 2376 del Consejo de Seguridad de la ONU”, agregó el secretario en una comparecencia divulgada en la cuenta de Twitter del Departamento de Estado de EEUU

Pompeo, que llegó el viernes a Singapur en una gira que también incluye Malasia e Indonesia, prometió que su país abordará este tema con Moscú. “Esperamos que los rusos y todos los países cumplan con las resoluciones del Consejo de Seguridad”, dijo el secretario de Estado, quien subrayó que su país se toma “muy seriamente” cualquier violación de estas medidas diplomáticas y económicas contra el régimen de Pyonyang, que lamentó, por su parte, el mantenimiento de las sanciones. Según la emisora CNN, el informe de la ONU parece confirmar las noticias publicadas por el diario The Washington Post hace unos días, que sugerían que la Inteligencia de EEUU había encontrado nueva información, incluidas imágenes de satélite, que mostraba que Corea del Norte podría estar en proceso de construir nuevos misiles.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, celebraron el pasado 12 de junio pasado una reunión histórica en Singapur en la que ambos coincidieron en la importancia de avanzar “paso a paso” y adoptar acciones “simultáneas” para lograr la paz y la desnuclearización en la península coreana.

Pese a las revelaciones, Estados Unidos continúa comprometido con el diálogo con Corea del Norte y durante la breve charla que Pompeo mantuvo con su homólogo norcoreano, le entregó a Ri una carta de Trump dirigida a Kim en respuesta a la que recibió recientemente.

En una entrevista ayer con el canal Channel News Asia, Pompeo destacó que la desnuclearización de Corea del Norte está “más cerca”, aunque precisó que el calendario del proceso dependerá del líder norcoreano. “La decisión es suya (de Kim). El hizo el compromiso y tenemos muchas esperanzas de que en las siguientes semanas y meses podamos hacer progresos sustanciales hacia ello”, apostilló.

Pompeo también anunció en Singapur una inversión de cerca de 300 millones de dólares para la cooperación y la seguridad en la región Indopacífica, al día siguiente de comprometer otros de 113 millones de dólares en proyectos de energía, tecnología e infraestructuras en Asia.

Washington aboga por el término Indopacífico para resaltar a sus aliados “democráticos” de la región, frente a la nomenclatura tradicional Asia-Pacífico, que tiene a China como referente principal.

Las disputas soberanistas en el mar de China Meridional o la guerra comercial entre Pekín y Washington han sido otros de los temas abordados en las reuniones de ASEAN, que han incluido el Foro Regional de la ASEAN (ARF) sobre temas de seguridad en la región.

La ASEAN está formada por Birmania (Myanmar), Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam, mientras el ARF acoge, además, a Bangladesh, Canadá, Corea del Norte, Mongolia, Pakistán, Papúa Nueva Guinea, Sri Lanka, Timor Oriental y la Unión Europea.

Por otro lado, Moscú calificaba ayer de “histeria” las nuevas acusaciones de Washington sobre su presunta injerencia en los procesos electorales en Estados Unidos, mientras expertos rusos advierten del daño a la economía que pueden causar las demoledoras sanciones que prepara el Senado estadounidense.

“La histeria sobre la imaginaria interferencia rusa en las elecciones de EEUU, que dura ya dos años, no solo está minando las relaciones bilaterales, sino también ridiculiza todo el sistema político de Estados Unidos”, aseguró la portavoz de Exteriores, María Zajárova, en rueda de prensa. Zajárova respondió así a las recientes acusaciones sobre la influencia que ejerce Moscú en la opinión pública en Estados Unidos a través de las redes sociales, en particular Facebook.

“El Departamento de Estado (de EEUU), naturalmente, acusó de ello a Rusia. Sin presentar prueba alguna, a nuestro país se le llamó hostil. Por nuestra parte, creemos que los diplomáticos deben atenerse siempre a la ética diplomática y ser conscientes de las consecuencias que puedan tener sus palabras”, aseveró. - Efe

Secciones