EEUU pierde fuelle en el exterior

El déficit comercial de la primera economía del mundo vuelve a crecer en plena guerra mercantil

Domingo, 5 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Washington - El déficit comercial de Estados Unidos creció en junio un 7,3% debido a la bajada de las exportaciones y un auge de las importaciones, la primera subida tras cuatro meses consecutivos de descensos y en medio de renovadas tensiones con China. El déficit se situó en junio en 46.400 millones de dólares, cifra ligeramente inferior a los 46.600 millones que esperaban los analistas. Las exportaciones bajaron un 0,6%, hasta los 213.800 millones de dólares, mientras que las importaciones crecieron un 0,6%, hasta los 260.200 millones.

El déficit con China -muy sensible políticamente por las críticas del presidente estadounidense, Donald Trump, a lo que considera las prácticas comerciales “injustas” de Pekín- ha crecido en la primera mitad del año un 8,3%. En los primeros seis meses del año el déficit comercial estadounidense subió en 291.000 millones de dólares, un 7,2% por encima de los 272.000 millones de la primera mitad de 2017. Con la Unión Europea, el saldo negativo aumentó un 11% y con México lo hizo un 5,5% en ese mismo periodo de tiempo.

aranceles Tras cuatro meses de descensos sostenidos, la subida de junio coincide con la escalada en la guerra comercial desencadenada por el agresivo proteccionismo de Trump, quien considera que Estados Unidos es tratado de manera “injusta” por sus socios comerciales.

En lo que va de año, el mandatario ha impuesto aranceles a las importaciones de paneles solares, acero y aluminio, así como a importaciones chinas por valor de 34.000 millones de dólares. Pekín ha reaccionado con medidas similares, con aranceles sobre numerosos productos estadounidenses como la soja o el cerdo.

Aunque ambas potencias han celebrado varias rondas de conversaciones para rebajar las fricciones, han sido incapaces de llegar a un acuerdo. Las primeras consecuencias de que se está pasando de las palabras a los hechos están comenzando a sentirse, y la Reserva Federal estadounidense (Fed) constató que la preocupación se está extendiendo. - Efe