campeonato de españa

Una victoria poliédrica

Los remeros de Zierbena celebran la victoria que lograron ayer en aguas de Castro.

CAMPEONATO DE ESPAÑA | Zierbena consigue el título tras vencer sobre Bermeo en Castro;Hondarribia y Orio no pasaron del tercer y cuarto puesto, respectivamente

Jon Ander de la Hoz Oskar González - Domingo, 5 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

castro - Zierbena se adjudicó ayer el LXXI Campeonato de España de traineras tras vencer en una regata que posee diversas lecturas más allá del oro. La euforia que reinó en el bote vizcaino era fiel reflejo de la poliédrica victoria que cosechó. Para empezar, los galipos lograron, al fin, vencer en una tanda en la que participaron los cuatro gallos a la par. De esa guisa, el club que dirige José Luis Herrerías se hizo con su primera bandera de la temporada tras muchas semanas navegando a la par del primero pero sin poder rematar.

Pero la victoria no quedó solo en el oro. A buen seguro, los aficionados más veteranos del conjunto zierbenarra también extraerían otra conclusión que da alas a la ilusión;Zierbena consiguió ayer su segundo entorchado estatal tras el de 1949. Por aquellos años el diminuto pueblo se convirtió en uno de los equipos más punteros que incluso llegó a soñar con la Bandera de la Concha. Solo la donostiarra Esperanza les privó de ello en 1950, pero la victoria en Castro seguro que reaviva la mecha de la ilusión entre los seguidores de mayor edad.

El de ayer fue un triunfo de muchos quilates. El equipo de Juan Zunzunegui fue deshaciéndose de sus rivales a medida que fue transcurriendo la regata. El primero en caer fue Orio, que no tuvo su día y fue a rebufo de sus rivales durante los veinte minutos que duró la disputa. Más tarde caerían Hondarribia y Bermeo, por ese orden.

Los galipos tenían hambre de victoria, y eso se notó nada más dar el banderazo de salida. Salieron a 49 paladas por minuto, el ritmo más alto de la corta jornada federativa. No obstante, Bermeo, a 47, arrancó mejor y se puso como proa de regata en los primeros instantes. Hondarribia, al mismo ritmo, y Orio, a 45, intentaban neutralizar a los bermeotarras.

Las tornas cambiaron a medida que los botes se acercaban a balizas exteriores. La Ama Guadalupekoa dio muestras de recuperación y se puso en cabeza. Los verdes fueron los primeros en maniobrar, pero las tres traineras rivales les seguían de cerca. Hondarribia marcó un registro de 5:05;Bermeo viró a un segundo, Zierbena a dos, y Orio a tres.

La igualdad continuó en el largo de vuelta. Orio sufría y comenzó a dejarse segundos, pero los tres primeros continuaron por la misma senda. Entre ellos destacó Bermeo, que desbarató la ventaja hondarribiarra para ponerse en cabeza. La Bou Bizkaia fue primera en la segunda ciaboga, con un segundo de ventaja sobre Hondarribia y Zierbena.

Estos últimos salieron mejor de boya y comenzaron a fraguar su triunfo. Lo primero fue dejar atrás a los verdes para después alcanzar la proa de Urdaibai. Dicho y hecho. Tras ello, enseñaron la popa a los azulones aunque sin grandes alardes;los bermeanos apenas viraron a un segundo mientras que los bidasotarras sufrían a cinco. Para entonces, Orio se había despedido de las medallas al dejarse 16 segundos.

La victoria de los marrones se confirmó en el largo final. Sin embargo, les costó deshacerse de un Bermeo que vendió cara su derrota. Muestra de ello es el esfuerzo al que tuvo que someterse Zierbena, pues su rival les apretó a ritmos que bordeaban las 40 paladas por minuto, obligando a los líderes a lo mismo.

Lo hicieron, y la jugada les salió redonda. Los galipos consiguieron aumentar su ventaja en un segundo, y se hicieron con su segundo entorchado con la ventaja final de dos segundos. Hondarribia tuvo que conformarse con el bronce a 19 segundos tras haber perdido catorce en el último largo. Orio, por su parte, cerró una gris actuación a 32 segundos de los vencedores.

La tripulación ganadora la conformaron Luis Miguel Villar, Adrián Miramon, Adrián González, Francisco Montes, Iker Pascual y Juan Zunzunegui por babor;Sergio Montenegro, Leandro Salvagno, Fernando Ruiz, Alberto Vidal, Jaime Rios y Raúl García por estribor, mientras que Eladio Sánchez hizo las veces de proel y Borja Gómez las de patrón.

La inmensa alegría mostrada por los remeros al finalizar la contienda muestra las ganas de vencer de un equipo que se sabía de calidad a pesar de no haber cosechado ninguna bandera hasta la fecha. Y, por su parte, la alegría que sintieron los muchos aficionados galipos da cuenta de una victoria con cantidad de significados, pero guiados por un denominador común: la ilusión.

clasificación

Campeonato de España

1. Zierbena 20:14

2. Urdaibai a 2”

3. Hondarribia a 18”

4. Orio a 31”

Secciones