feria de la blanca

Aires de revancha

Jokin Altuna y Aimar Olaizola conversan en la elección de material del lunes en el Ogueta de Vitoria.

feria de la blanca jokin altuna y olaizola se vuelven a batir mano a mano más de dos meses después de la final del manomanista (18.00, ‘etb1’)

Jon Viedma Carrera Josu Chávarri - Domingo, 5 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - Jokin Altuna y Aimar Olaizola se volverán a ver las caras por enésima vez en este verano, pero esta vez solos el uno contra el otro. Desde que a finales de mayo ambos pelotaris se enfrentasen en la final del campeonato Manomanista, en la que el de Amezketa consiguió su primera txapela en la modalidad reina al vencer por 14-22, sus enfrentamientos han sido una tónica este verano al ser el duelo que más público atrae en los festivales veraniegos a lo largo y ancho de la geografía vasco-navarra.

En una cita extraña en el calendario estival, guipuzcoano y navarro volverán a batirse en el frontón, en una revancha de la vigente final del mano a mano que será el estelar del Desafío Homenaje Rosado, que se completará con un primer partido de parejas -Elezkano II-Martija contra Arteaga II-Aretxabaleta- y un tercero del cuatro y medio -Víctor contra Darío-.

cargados de partidos Ambos contendientes llegan al inicio de la Feria de la Blanca con una gran carga de partidos. En el caso del campeón Manomanista, la camiseta colorada le ha hecho ser omnipresente en los festivales programados por Aspe. La semana pasada llegó a jugar cinco partidos en seis días, lo que ha hecho que apenas pueda preparar este compromiso. “En verano no puedes pensar a largo plazo porque tienes compromisos casi todos los días”, explicó Altuna en la elección.

Su rival llegará con once partidos en julio, además de los entrenamientos específicos y del encuentro que disputó en el Masters de Baiona de trinkete. “Llevo bastante trote. Estoy jugando bastante y hay días en los que me encuentro cansado, pero es lo normal”, argumentaba Aimar en la cita con el cestaño. El de Goizueta, a sus 38 años, continúa a un gran nivel, y aunque ha perdido los dos últimos partidos de parejas contra Altuna intercambiándose de un partido a otro los zagueros -Zabaleta y Albisu-, puede tomarse la revancha.

“Veo bien a Aimar. Es increíble el nivel que está dando. En julio ha jugado muchos partidos y ha perdido algunos, pero siempre está jugando contra los mejores y dando ventajas”, analizó Altuna, al que no le pesa llevar ya la mitad del verano con la camiseta colorada de campeón del Manomanista. “En todos los sitios me felicitan y eso es bonito, pero estas fechas no han cambiado demasiado con respecto a años anteriores. Lo más importante es dar el nivel y no tener lesiones. No siento la presión del campeón y estoy jugando tranquilo”, aseguró el amezketarra.

Jokin ha ensayado estos días para la revancha, pero Aimar no. Ha optado por descansar en los cuatro días libres de agenda que las empresas les han dado antes de afrontar un duelo “diferente”. “No estaremos tan preparados como en el campeonato oficial”, afirmó Altuna, pero el buen juego aun así está asegurado. “Quizás no tienes la tensión del campeonato pero es un partido importante. Cuando me visto de blanco los afronto todos igual”, sentenció Olaizola.

Secciones