Un oasis en el infierno

Gipuzkoa disfruta estos días del sol, pero sin las temperaturas extremas que sufren otras zonas de Euskal Herria y de la Península

Viernes, 3 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Navarra y Araba se están llevando la peor parte de la ola de calor en Euskal Herria. Las máximas registradas en estas zonas, 38,5 en el municipio navarro de Carcastillo o 35,8 en el alavés de Moreda, dan una perspectiva del calor que está haciendo en el sur de Hegoalde. Peor aún en los valles del Tajo, el Guadiana y el Guadalquivir, donde se pueden superar hoy los 44 grados.

En Gipuzkoa, la máxima temperatura registrada ayer se midió en Aretxabaleta, en el embalse de Urkulu con 32,2 grados. Hubo otras zonas que superaron la barrera de los 30 como Oñati, Ordizia o Arrasate, pero por poco. En la costa, por ejemplo, los termómetros se quedaron algo más bajos: 26,8° en Donostia (Miramon) o 26,3° en Hondarribia (Higer).

Y por el pronóstico que realiza Euskalmet para los próximos días, más o menos esta va a ser la tónica general, quizá con temperaturas algo más altas de noche rondando los 20 grados en la costa. Calor sí, pero no extremo, por eso el Departamento de Seguridad solo mantiene el aviso amarillo por temperaturas en la zona de transición y el eje del Ebro.

Mientras tanto, el suroeste peninsular se asfixia y provincias como Badajoz o Cáceres están en nivel rojo de alerta, dado que en la madrugada de ayer todavía mantenían temperaturas mínimas en torno a los 31-32 grados, según Aemet.

Debido a las condiciones de estabilidad atmosférica, fuerte insolación propia del verano y a la entrada de aire cálido de origen africano, las temperaturas que se alcanzarán en la Península este fin de semana podrían batir el récord de los termómetros de Europa, fijado en Atenas en 1977, con 48 grados.

Según la Aemet, el riesgo extremo de incendios se ampliará hoy a prácticamente toda la Península y Baleares. - N.G./Efe

Primera víctima

Golpe de calor. Un operario de 48 años y nacionalidad extranjera que trabajaba en la autovía del Reguerón, en la pedanía murciana de Torreagüera, sufrió el pasado martes un golpe de calor, por el que fue ingresado en estado crítico en la UCI en el Hospital Reina Sofía, donde falleció el miércoles a mediodía.

La máxima

32,2°

La temperatura más alta registrada ayer por Euskalmet en Gipuzkoa se midió en el embalse de Urkulu (Aretxabaleta).