El Zinemaldia rescatará las 28 películas de Muriel Box

Fotograma de ‘Holiday Camp’. Fotos: N.G.
Fotograma de ‘Daybreak’.
Fotograma de ‘The Passionate Stranger’.

El festival reivindicará en una retrospectiva el trabajo de la directora británica

Alex Zubiria - Viernes, 3 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - La historia del séptimo arte se ha portado muy mal con la directora británica Muriel Box. A las trabas que la propia industria cinematográfica le puso durante su carrera, hay que sumarle la escasa proyección que han tenido las películas que escribió y dirigió a lo largo de los años. Con el objetivo de reivindicar a una cineasta que abordó bajo un discurso feminista temas complejos y prohibidos para la época, el Zinemaldia proyectará en una retrospectiva los 28 largometrajes en los que participó.

Muriel Box (Surrey, 1905 - Londres, 1991) trató el melodrama, la comedia, el género policiaco y el de época dentro de unos cánones de cine independiente y en una carrera que se prolongó durante tres décadas.

Sus primero trabajos en la industria se dieron como script, antes de contraer matrimonio con Sidney Box en 1935, con el que fundó la productora Verity Films, especializada en cortometrajes de propaganda bélica.

Su primera oportunidad en la dirección llegó en uno de ellos, en el corto The English Inn que realizó en 1941.

Tras la guerra, Muriel pasó a ser la responsable de guiones de la Gainsborough Pictures, donde tras el abandono de Bernard Knowles en la dirección de la película The Lost People, que ya había filmado el 40% de la producción, decidió firmar su primer largometraje como directora.

Con la idea de continuar hacia una trayectoria cinematográfica que abordase argumentos no bien vistos por la sociedad británica de por aquel entonces, Muriel y Sydney crearon la London Independent Producers.

En ella, la británica hablaría de la prostitución (Rattle os a Simple Man), el abuso de menores y el aborto (Too Young to Love), el puritanismo (El vagabundo de las islas) y el conflicto irlandés con el IRA todavía presente (This Other Eden).

Además, Box rodaría una serie de relatos criminales con el foco principal puesto sobre la mujeres: un semidocumental sigue el día a día de una policía (Street Corner);una testigo presencia un asesinato y es perseguida por los criminales (Testigo en peligro);y un médico y una cantante deben demostrar su inocencia en la Berlín de la posguerra (Subway in the Sky).

A pesar de la extensa trayectoria como directora, la cineasta tuvo que sufrir constantemente las presiones de la industria, que veía con malos ojos las temáticas que reflejaba. La tensión era tal, que hasta actrices como Jean Simmons consiguieron que la británica no dirigiese filmes que iba a llevar a cabo en un primer momento.

ganadora de un oscar Como guionista, Box alcanzó el cenit en 1946 al ganar el Oscar por su trabajo junto a su marido en la película El séptimo velo. Así, la cineasta se convirtió en la segunda mujer en ganar este galardón a mejor guion.

No obstante, con el paso de los años ni este logro ha sido suficiente para que la historia cinematográfica la haya tenido en cuenta, limitando notablemente así los estudios sobre su obra.

Ahora, el Zinemaldia, junto al Festival Lumière de Lyon, la Filmoteca Española y la de Valencia, tratará de recuperar y poner en valor todo su trabajo.

Secciones