El paro sube en julio en Gipuzkoa por el fin de contratos en Educación

El territorio se sale de la tónica general de Euskadi y gana 1.225 afiliados a la Seguridad Social

Asier Diez Mon - Viernes, 3 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

dOnostia - Julio no fue un buen mes para el empleo en Gipuzkoa, donde el paro aumentó un 0,53% respecto a junio, en contra del comportamiento registrado en el Estado, donde descendió. El incremento de las tasas de desempleo se generalizó en toda la CAV y, sin embargo, los datos siguen invitando al optimismo. Primero porque la comparación respecto a julio del año pasado es positiva y continúa por tanto el proceso de recuperación del mercado laboral. Además, el único sector en el que subió el desempleo fue en servicios por la rescisión de contratos eventuales en el sector educativo tras finalizar el curso escolar. En cambio, industria, construcción e incluso agricultura y ganadería redujeron sus listas del paro.

En el trasfondo del bache de julio está la estructura económica de Gipuzkoa y del conjunto de la CAV, menos sensible a las contrataciones de la campaña turística del verano que otras comunidades. De hecho, antes de la crisis era habitual que el desempleo aumentara en julio en Euskadi, algo que no ocurría en el resto del Estado precisamente por los puestos de trabajo que genera la hostelería. Por ello cabe interpretar el dato vasco del paro en julio como un síntoma de normalidad.

Tras encadenar cuatro años de crecimiento económico y generación de empleo, el tren pierde fuerza básicamente porque bajaba desde una cima con casi 180.000 personas inscritas en Lanbide. Ahora se transita por una zona más llana en la que avanzar requiere más esfuerzo y pese a todo las previsiones para el conjunto del año son muy positivas. Algo similar ocurre en el caso del conjunto de España, donde también se observa una desaceleración del ritmo de reducción del paro.

Según los datos hechos públicos ayer por el Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe), Gipuzkoa cerró julio con 31.526 desempleados. La cifra aumentó en 165 personas con respecto a junio (0,53%), pero en los últimos doce meses las listas en este territorio se han reducido en 2.617 personas, lo que representa un descenso interanual del 7,66%.

En Euskadi, por su parte, el conjunto de desempleados a finales de julio fue de 121.057 personas con un aumento del 0,47%. De tener en cuenta los últimos 12 meses, las listas de Lanbide se han reducido en 9.815 personas, lo que representa un descenso interanual del 7,50%.

Euskadi fue, junto a Baleares y Navarra, una de las tres comunidades con un aumento mensual del paro en julio. El empuje del resto de autonomías permitió un ligero descenso en el balance global del Estado, con 27.141 desempleados menos respecto al mes anterior (-0,86%). El porcentaje fue de casi un 3% en junio, cuando se dinamizó la firma de contratos ligados al turismo.

De este modo, el volumen total de parados se sitúa en 3.135.021 desempleados en el Estado, la cifra más baja desde diciembre de 2008. En los últimos doce meses, el paro ha disminuido en 200.903 personas, lo que sitúa su nivel de reducción interanual en el 6,02%, un punto y medio menos que el ritmo de la CAV.

afiliación En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social, el número de cotizantes en Euskadi ascendió a 949.435 personas en julio, 18.417 más, casi un 2%, que hace un año. El balance mensual fue negativo, con 4.347 cotizantes menos que en junio, es decir un descenso del 0,46%.

En este caso, Gipuzkoa se salió de la tónica general y ganó 1.225 afiliados, duplicando el crecimiento porcentual registrado en el Estado. El territorio guipuzcoano ya tiene tantos cotizantes como antes de la crisis.

Por su parte, el mercado laboral español recuperó el mes pasado los 19,04 millones de ocupados, lo que unido a los 3,13 millones de parados registrados en estos momentos, establece un escenario que no se veía desde julio de 2008.

Respecto a la calidad del empleo, se firmaron en España 190.151 contratos indefinidos, la cifra más alta en un mes de julio. De este modo, un 9% de los empleos generados el mes pasado en el estado era fijo. Para Euskadi ese porcentaje bajó hasta el 7,4%.