Los niños vascos no quieren ser ladrones, reyes ni alcaldes

Cristiano Ronaldo es uno de los 'jefes'favoritos de los niños.

Uno de cada cuatro chicos sueña con ser deportista de éxito y la mitad de las chicas desea ser profesora o médico

Un reportaje de Mikel Mujika - Jueves, 2 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Sería lo último. Los niños y niñas vascos no quieren ser de mayores ladrones, reyes, alcaldes ni cabreros. Así lo expusieron de forma explícita la mayoría de los 180 menores de entre cuatro y 16 años que, un año más (y ya van catorce), fueron preguntados en la Encuesta Adecco ¿Qué quieres ser de mayor? Los sueños de estos jovenzuelos apuntan en otra dirección y muestran inquietantes diferencias de género. Los varones prefieren ser futbolistas de forma mayoritaria. Nada nuevo. Ronaldos y Messis. Así lo manifiesta uno de cada cinco encuestados. Aunque en realidad hasta un 27% sueña con estar vinculado al deporte al máximo nivel, ya sea como entrenador de fútbol (Julen Lopetegui), jugador de baloncesto (LeBron James) o tenista (Rafa Nadal), por citar algunos de los principales ejemplos obtenidos. Ser youtouber también entra en la terna. Es lo que quieren casi uno de cada diez chavales.

Nada que ver con las aspiraciones de las chicas, más modestas. Y también más realistas. La mitad de ellas se decanta por la docencia o la medicina, en distintas variantes como son médico, veterinario o dentista. Una de cada cuatro quiere ser profesora. Es el empleo estrella.

Los datos de este año muestran también que sigue aumentando el porcentaje de niños y niñas que quieren ser policías, una tendencia al alza en los últimos ejercicios. Uno de cada diez menores de entre cuatro y 16 años así lo expresa. Algo más ellos (13,2%) que ellas (6,9%).

Cuando se jubilen, eso sí, tanto unos como otras sueñan con poder viajar por el mundo, pese a que un 15,8% de las niñas aún se ve realizando las tareas de la casa, opción que solo el 4,9% de los chicos mencionan. Otro dato preocupante.

los millonarios y las mileuristas Pero uno de los resultados más inquietantes de la encuesta es el referente a las expectativas salariales de los niños y niñas. Estas últimas se conforman de forma notoria con salarios muy inferiores a los de los varones. Precarios en muchos casos. Incluso ilegales: por debajo del Salario Mínimo Interprofesional fijado en los 735,9 euros al mes. De hecho, un grupo mayoritario de niñas (el 13,6% de las encuestadas) dice aspirar cuando sea mayor a un sueldo mensual de entre ¡500 y 1.000 euros! El segundo grupo de más peso (11,9%) entre ellas reclama un salario de entre 2.000 y 3.000 euros.

Entre los varones, nada que ver. Uno de cada cinco aspira directamente a cobrar cifras astronómicas, millonarias al mes, aunque curiosamente luego dicen no darle tanta importancia al dinero y aseguran primar el buen ambiente en el trabajo y el tener un empleo de su gusto. “35 millones de euros por temporada” y otras semejantes son algunas de las que se repiten. Mientras que otro número importante de niños asegura aspirar a ganar entre 3.000 y 5.000 euros.

personas y robots Por otro lado, si se pregunta directamente por cómo será la convivencia entre las personas y la inteligencia artificial en los empleos del futuro, casi un 60% de los niños y niñas vascos opina que en el futuro “hombre y máquina trabajarán codo con codo en igualdad de condiciones aventurando plantillas mixtas”. Y un 14,2% se imagina un futuro dominado por las máquinas.

Secciones