El enésimo campeonato deslucido

Hondarribia, tras ganar el martes el Campeonato de Euskadi en aguas de Lekeitio. (Foto: Jose Sampedro)

EL CAMPEONATO DE | España de traineras contará con cuatro participantes masculinos y ninguno femenino

Jon Ander de la Hoz - Jueves, 2 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - Un nuevo despropósito de campeonato asoma en la Federación Española de Remo. Si ya el año pasado tuvo lugar un deslucido evento en Castro Urdiales, la edición que se disputará este sábado en el mismo emplazamiento no lo será menos. Únicamente cuatro traineras participarán en el entorchado estatal;serán las cuatro mejores traineras del verano. Así, Hondarribia, Orio, Bermeo y Zierbena bogarán por la bandera en un año en el que la federación celebra su centenario.

Si bien los nuevos dirigentes del ente federativo apostaron por un cambio de tendencia en lo que a la cita traineril se refería, estos no han sabido revertir la situación de los últimos años y el trofeo seguirá de capa caída. Su organización ya había padecido alteraciones, pues en un principio se iba a disputar en A Coruña y no en Castro. Tras ese cambio, llegaron las renuncias de las traineras femeninas, que entre otros motivos declinaron participar al configurarse tandas de cuatro largos, e incluso el reglamento de la regata sufrió una modificación tras un error en su redacción.

La regata femenina tenía visos de caerse del cartel, y así sucedió. San Juan fue el único club que mostró su deseo de competir en un campeonato en el que su disputa necesita al menos de tres traineras. Después de ello, el cuadro masculino menguó tras las renuncias de los equipos cántabros y gallegos, así como de Ondarroa y San Pedro.

Así las cosas, para el martes ya se especulaba con reducir la doble jornada a una final directa el sábado, tal y como estipula el reglamento al tratarse de menos de siete traineras. En Brazomar es posible configurar tandas de hasta seis traineras, y para entonces solo cinco traineras habían mostrado su disposición a participar: Hondarribia, Bermeo, Zierbena, Orio y Ares.

Los dos primeros lograron la clasificación directa, los galipos han entrado tras las renuncias de Ondarroa y San Pedro y los aguiluchos han accedido mediante invitación. Por su parte, los gallegos obtuvieron el billete por méritos propios tras lograr la segunda plaza en su campeonato.

Sin embargo, el subcampeón gallego dio marcha atrás hacia la una y media de la tarde de ayer. El club coruñés emitió una nota explicando que, por razones técnicas, no acudirán al campeonato: “En una decisión consensuada con los remeros;no asistiremos a dicho campeonato, ya que el equipo cuenta con muchas bajas que dificultan competir con las mejores traineras del Cantábrico”. Y, a última hora del día, la federación publicó en su web un comunicado en el que incluía a Ares entre los participantes pese a su renuncia.

En principio, sin emisión El anuncio del club se produjo hora y media después de la presentación del campeonato, que tuvo lugar en el consistorio castreño. La presidenta de la federación estatal, Asunción Loriente, el presidente del ente cántabro, Víctor Canal, y el alcalde de Castro, Ángel Díaz-Munío, fueron los encargados de explicar los pormenores de la competición. Loriente recalcó lo “exitoso” que resulta el campo de regateo situado en la ensenada de Brazomar. Por su parte, Canal manifestó que están intentando que ETB retransmita la regata. En principio, la televisión pública vasca tiene programados la Clásica de San Sebastián, así como la final de la Euskal Herria Txapela que disputarán la Real y el Athletic en el Stadium Gal de Irun.

Por lo tanto, el Campeonato de España se reducirá a los minutos que dure la única tanda de la tarde del sábado. Los cuatro botes más fuertes de la ACT intentarán hacerse con una bandera que se traducirá en la 50º victoria vasca en una competición que un año más ha dado que hablar en los mentideros del remo.

Secciones