La reforma del Estatuto se hará con o sin PSE y Podemos

Ortuzar les pide “voluntad y valentía” para sumar al “mayor número posible de partidos”

C. C. Borra - Miércoles, 1 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Bilbao - El PNV celebró ayer su 123º aniversario. “1-2-3, una cifra un tanto mágica, curiosa”, destacó el presidente de la formación, Andoni Ortuzar, que aprovechó esta circunstancia para hacer el “un-dos-tres del partido”. Dividió por tanto su discurso en tres puntos: balance de la respuesta a una actividad política “de alto voltaje” en la que “no se nos han fundido los plomos a pesar de esas fuertes descargas”;la denuncia del intento de acabar con la influencia del partido en Madrid;y el trabajo en la ponencia de autogobierno, en el que aportó un titular claro: dicha labor continuará aunque PSE y Elkarrekin Podemos opten por no sumarse al debate.

“No nos pueden pedir, ni unos ni otros, que nos quedemos parados”, aseveró. Tras reivindicar que “a más autogobierno, más bienestar”, criticó la “polémica artificial” que se ha creado ante el acuerdo alcanzado en el seno de la ponencia entre PNV y EH Bildu. “Se nos acusa de subirnos al monte y de llevar de compañero de cordada solo a Bildu”, explicó echando mano de símiles mendizales. “Se nos acusa de poner un techo, una meta ilegal y de marcar un trayecto solo para abertzales”, agregó.

Pero, según su relato, la realidad dista mucho de estos reproches. Así, acusó a PSE y Elkarrekin Podemos -el PP se ha autoexcluido de esta cuestión- de “no haber querido entrar a la discusión”. Concluyó que ambas formaciones, al ser sucursales de partidos estatales, han sentido “miedo” a que “les tiraran de las orejas”. Pese a ello, y después de que la formación jeltzale haya montado el “campamento base” en la ponencia junto a EH Bildu, el presidente del EBB dijo que “aún hay tiempo para discutir y acordar la ruta”.

“Si socialistas y los de Podemos necesitan un trayecto con menos desnivel, que nos digan qué camino les gustaría”, ofreció. El pasado fin de semana, el partido morado planteó retomar a finales de este mes el debate sobre el autogobierno con PNV, Bildu y PSE para tratar de lograr un acuerdo “a cuatro” en la ponencia.

Eso sí, Andoni Ortuzar advirtió ayer ante sus compañeros de formación que “lo que no nos pueden pedir, ni unos ni otros, es que nos quedemos parados, que aceptemos que el autogobierno vasco ya ha hecho cima”. A su juicio, socialistas y morados han demostrado que “se conforman con lo que hay”. Pero el PNV, “como siempre, será el último en levantarse de la mesa de negociaciones” para sumar al “mayor número posible de partidos”. La fórmula para lograrlo: “voluntad política y valentía por todas las partes”, exigió.

El PSE responde