Hondarribia se tiñe de oro

La 'Ama Guadalupekoa'hondarribiarra regresa a puerto con la bandera ganada en la popa.
Las 'batelerak'vuelven a vencer.

Miércoles, 1 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 07:48h.

Un título más en juego, una victoria más de Hondarribia. La Ama Guadalupekoa sigue con su racha en las competiciones federativas y se proclamó campeona de Euskadi tras vencer en aguas de Lekeitio. Los verdes no dieron opción a sus rivales de tanda y se mantuvieron al frente de la serie en todo momento. Tras ellos, Urdaibai recuperó posiciones para hacerse con el segundo puesto mientras que Ondarroa asombró a propios y extraños para hacerse con el tercer cajón del podium.

Hondarribia cuajó una regata seria para llevarse su quinto entorchado. No solo porque rayó a gran altura en lo técnico, sino porque también mostró su inteligencia jugando bien sus cartas. El viento de noroeste disminuyó las diferencias entre las calles no así entre tandas, y bajo ese escenario el equipo de Mikel Orbañanos apretó desde el inicio para poner agua de por medio;ya desde la salida se puso como proa de regata y en la primera ciaboga aventajó en dos segundos a Bermeo y Orio, sus más inmediatos perseguidores. Por detrás, Zierbena viró su bote a cuatro segundos de los primeros.

No obstante, para entonces Ondarroa había advertido a los participantes de la tanda de honor. En el primer largo los vizcainos comandaban la clasificación general seguidos por San Pedro, ayudados en parte por un viento que fue en aumento tal y como pronosticaron las previsiones.

A la vuelta, ese mismo viento sirvió a los favoritos para reducir distancias. Los cuatro botes lograron acortar distancias, con Hondarribia liderando la serie. Ondarroa, por su parte, había logrado el derecho a soñar con una medalla al seguir en primera posición de la regata. Un sueño que se prolongó durante muchos minutos y que incluso hizo creer en la segunda posición cuando apenas faltaban dos minutos para el final de la tanda de honor.

Así las cosas, Hondarribia tuvo un ojo en los tiempos de la tanda anterior durante mucho tiempo. La tripulación bidasotarra viró a dos segundos de los ondarreses en la segunda maniobra y aumentó su ventaja respecto a San Pedro, Orio y Urdaibai, que mantenían su toma y daca a cuatro. Por detrás, Zierbena marcaba el séptimo registro al superar únicamente a Lekittarra.

En el tercer largo, la Ama Guadalupekoa echó el resto para lograr el oro. El esfuerzo sirvió en parte, pues consiguió superar a Ondarroa pero vio cómo Bermeo se le echaba encima. Los azulones volvieron a mostrar su fortaleza en el tercer largo para intentar neutralizar a Hondarribia.

Cambio de escenario En la tercera maniobra la clasificación dio un vuelco. El bote guipuzcoano marcó el mejor tiempo entre los ocho participantes, y Urdaibai se colocó en segunda posición. Ondarroa, veía desde tierra cómo bajaba hasta la tercera posición.

Orio, en cambio, sufrió en sus propias carnes la reacción de Zierbena. Los galipos comenzaron a fraguar su reacción en el penúltimo largo. Tras sufrir en la primera mitad de la tanda, primero neutralizaron su pérdida de segundos para después superar a sus rivales. Lo hizo, primero, con Donostiarra, y en el último largo alcanzaron a los aguiluchos.

Para entonces Hondarribia se encaminaba hacia la meta. El ansia de vencer no precipitó a sus remeros, que mantuvieron su remada en todo momento. Tampoco alteró a su patrón Ioseba Amunarriz. Tiró de inteligencia y fue de los pocos que no abandonó su calle maniobrando hacia estribor. El timonel mostró sangre fría y se permitió desechar un poco de ventaja con tal de no hacer más metros. Así, evitó poner en riesgo la victoria en los instantes finales, pues Bermeo contaba con un auténtico tobogán por su calle en los metros finales, que podría poner en peligro el triunfo verde si estos se arriesgasen a hacer más metros con tal aprovechar dicho tobogán.

Al final, Hondarribia aventajó en tres segundos a Bermeo y en ocho a un Ondarroa que brilló para subir al podium vasco por primera vez en su historia. San Pedro fue cuarta tras una espléndida regata tapada por la exhibición ondarrutarra. Cerraron la regata Zierbena, Orio, Donostiarra y Lekittarra, que sufrió ante rivales de mayor categoría.

Un estatal mermado La próxima cita arraunlari se dará el sábado en Castro-Urdiales. Se trata del campeonato de España de traineras, que se verá mermado de participantes por un año más. La mayoría de las traineras clasificadas han renunciado a su plaza y, a expensas de lo que suceda en la jornada de hoy, solo participarán cuatro clubes. A pesar de sus respectivos terceros y cuartos puestos, Ondarroa y San Pedro no estarán en la cita castreña. Presumiblemente, serán cuatro equipos vascos quienes opten al trofeo estatal. Hondarribia, Bermeo, Orio y Zierbena se postulan para lograr la 50ª victoria para los equipos vascos en el LXXI Campeonato de España que se jugará a final directa por la escasa participación. Además, salvo cambio de última hora, el entorchado estatal no contará con la edición femenina, tal y como sucediera el pasado curso.

Secciones