politika

El Gobierno español lleva al fiscal el ‘ongietorri’ a un expreso de ETA

Jesús María López recibió un homenaje el pasado viernes en Gernika tras cumplir 20 años en prisión

Martes, 31 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Donostia - El delegado del Gobierno español en la CAV, Jesús Loza, remitió ayer a la Fiscalía de la Audiencia Nacional un informe sobre el recibimiento que el pasado viernes se ofreció en Gernika-Lumo al expreso de ETA Jesús María López González, alias Txuma.

López González, de 73 años y natural de Donostia, salió el miércoles del penal de Ocaña (Toledo) tras cumplir veinte años de cárcel por dar a otro miembro de la banda una pistola e información sobre el policía José Álvarez Suárez, que fue asesinado de un tiro en la cabeza en octubre de 1989 en la capital de Gipuzkoa.

El ongietorri al exrecluso tuvo lugar el viernes por la tarde en una plaza de Gernika donde fue recibido con aplausos y banderas alusivas al acercamiento de presos de ETA a cárceles vascas y se bailó un aurresku en su honor. Posteriormente las personas participantes en el acto marcharon en manifestación hasta la herriko taberna, donde se repitió la presencia de carteles y banderas a favor del acercamiento.

El delegado del Gobierno español venía avisando en sus intervenciones públicas su intención de poner freno a los actos de este tipo que, a su juicio, suponen una humillación a las víctimas de los homenajeados, amén de un enaltecimiento del terrorismo. Loza cumple ahora sus advertencias y remitió al fiscal un escrito en el que da cuenta de estos actos, que a su juicio, constituyen un “flagrante atentado” a la dignidad de las víctimas.

Asimismo estima que el recibimiento puede vulnerar las leyes vasca y española de reconocimiento y reparación a las víctimas y constituye un delito de enaltecimiento del terrorismo y de humillación a las víctimas.

La Audiencia Nacional consideró probado en 1999 que en septiembre de 1989, y siguiendo las directrices de ETA, López González encomendó a Francisco Javier Balerdi que diese muerte a un policía, y para ello le entregó una bolsa con una pistola y le señaló a la víctima en Donostia. El policía fue asesinado por Balerdi de un tiro en la cabeza en la zona del mercado de La Bretxa. - Efe

Secciones