Olga Danilovic ya llama a la puerta de la elite

Olga Danilovic, en acción. (Foto: Efe)

la serbia de 17 años es la primera jugadora nacida en el siglo xxi que gana un torneo wta

Martes, 31 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - La Moscow River Cup es uno de esos torneos a los que no se suele prestar mucha atención ya que está situado entre Wimbledon y la gira de cemento americana y las grandes figuras no participan. Pero la edición de este año que concluyó el domingo ya es histórica. Se proclamó campeona la serbia Olga Danilovic, que con 17 años se convirtió en la primera jugadora nacida en el siglo XXI que gana un torneo del circuito de la WTA. Venció en la final a su amiga Anastasia Potapova. La rusa habría logrado la misma hazaña ya que también tiene solo 17 años.

A la joven zurda de Belgrado su apellido le delata. Es hija de Predrag Danilovic, uno de los mejores jugadores de la historia del baloncesto balcánico. campeón de Europa con el Partizan y que también militó dos años en los Miami Heat de la NBA. Su hija Olga, pese a medir 1,83 metros, decidió dedicarse al tenis y desde bien joven mostró muy buenas maneras. Desde hace un par de años, se entrena en Barcelona a las órdenes del donostiarra Juan Lizarriturry y su carrera está siendo supervisada por Álex Corretja, que la quiere llevar con pausa para contener la ambición de una jugadora que acumula cuatro títulos en el circuito de la ITF, en el que son más frecuentes sus apariciones.

De hecho, su triunfo, bien merecido, en el torneo de la capital rusa tuvo también un componente de fortuna siempre necesario para progresar. Danilovic perdió en la fase previa ante la catalana Paula Badosa y se fue de turismo por Moscú cuando le sorprendió una llamada de Corretja para advertirla de que las renuncias de otras jugadoras le habían hecho un hueco en el cuadro principal como lucky loser. Y bien que lo aprovechó. Su victoria de cuartos de final ante la alemana Julia Goerges, primera cabeza de serie, fue un aldabonazo y un aviso de ese gran potencial del que todo el mundo habla. Olga Danilovic acecha ya el Top 100 mundial, aunque sus mentores no quieren adelantar plazos ni tirarla demasiado pronto a la dureza del circuito profesional. “Tengo ganas de ir a casa, disfrutar con todos los míos y, desde luego, publicar algo en Instagram”, comentó tras su victoria. - R. Calvo

Secciones