Decisión Extrema

Martín Merquelanz acumula méritos para quedarse en el primer equipo mientras al club se le cierran las puertas que ha tocado en el mercado

Marco Rodrigo - Lunes, 30 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - Los veranos futbolísticos son “un ser vivo”, expresión a la que siempre recurre Roberto Olabe al cuestionársele por los movimientos a acometer en el mercado. El gasteiztarra volvió a emplearla cuando, hace escasas tres semanas, se reunió con los medios de comunicación para, entre otras cosas, reconocer abiertamente que la primera plantilla estaba falta de un jugador que abriera el ataque por fuera y aportara “piernas” y velocidad. Solo han pasado 21 días y el mantra del director de fútbol sobre cómo cambian los mercados estivales se ha cumplido con creces, ya que el panorama respecto a la opción de reforzar la demarcación de extremo ha experimentado un giro de 180 grados.

Para empezar, el club ha visto cómo se le cierran las puertas que ha tocado para fichar en la posición. Han trascendido para las alas del ataque txuri-urdin los nombres de Edmilson Junior (Standard de Lieja), José Arnaiz (Barcelona B) y Joaquín Correa (Sevilla). Sin embargo, parece que ninguno de ellos recalará en la Real. El traspaso del primero a un club catarí ya ha sido confirmado. El delantero manchego del filial culé apunta al Leganés, lastrado todavía por una lesión de pubis que ha generado dudas a los técnicos en Zubieta. Y la llegada al club de Joaquín Correa se encontraba más que encarrilada cuando entró en escena la Lazio para terminar llevándose al futbolista, que pasa hoy en Roma el reconocimiento médico con su nuevo equipo.

merquelanz hace el resto Aparentemente ajeno a todos estos movimientos, Martín Merquelanz está poniendo de su parte durante la pretemporada para poner en duda la idoneidad de fichar nuevos jugadores para su demarcación (extremo izquierdo). Se trata de un atacante irundarra de 23 años, perteneciente a la generación de 1995 (la de Odriozola, Sangalli, Guridi y Jon Bautista) cuyo primer triunfo reside en estar compitiendo en plenitud de condiciones. A finales del pasado mes de diciembre sufrió una grave lesión de rodilla en El Sardinero, durante un partido con el Sanse ante el Racing, y el proceso de recuperación ha sido rápido y efectivo.

Merquelanz tuvo el percance convertido ya en el mejor futbolista del filial blanquiazul, en la que estaba siendo la campaña de su confirmación. Ya había participado en la pretemporada del primer equipo, a las órdenes de un Eusebio Sacristán que se lo llevó al stage holandés el verano pasado. Sin embargo, una lesión de hombro en un amistoso allí contra el VVV Venlo le impidió seguir acumulando méritos. Es precisamente esto último lo que está haciendo ahora. Vio puerta en el partido que abrió el fuego ante un combinado de Sanse y Real C, y ha transmitido muy buenas sensaciones en los tres encuentros posteriores.

El irundarra comenzó su trayectoria en el Dumboa, club desde el que recaló en el Antiguoko. Y la Real le incorporó a sus categorías inferiores en su segundo año como juvenil. Merquelanz es un futbolista cuya progresión se ha cocido a fuego lento. Y es que, mientras chavales de su generación despuntaban, él permanecía en un segundo plano antes de crecer sobremanera durante las dos últimas temporadas, tanto a nivel futbolístico como en materia física (salta a la vista que ha ganado masa muscular estos años).

a pierna natural En una era durante la que los extremos tienden a actuar a pierna cambiada, Merquelanz es un especialista en banda izquierda, desempeñándose a pierna natural y buscando la línea de fondo para enviar muy buenos centros. También es capaz de pisar área y se relaciona bien con el gol (marcó cinco dianas en 18 partidos la pasada temporada). Y aporta además esa característica demandada por Roberto Olabe, “piernas”, ya que pertenece al selecto grupo de futbolistas del actual plantel susceptibles de pedir un balón al espacio para explotar la velocidad. Su rendimiento y las circunstancias actuales de mercado han logrado poner en duda un fichaje para la posición de extremo que hace solo unos días parecía un hecho.

el protagonista

Nombre. Martín Merquelanz Castellanos.

Edad. 23 años. Nació el 12 de junio de 1995.

Municipio. Irun.

Estatura. 1,76 metros.

Pie. Zurdo.

Demarcación. Extremo izquierdo.

Trayectoria. Comenzó jugando en el Dumboa de Irun, antes de fichar por el Antiguoko. La Real le reclutó para sus categorías inferiores en el segundo año de juvenil.

Números en el Sanse

TEMP. PART. MIN. GOLES

2014-15 17 811 -

2015-16 29 2017 2

2016-17 36 3068 10

2017-18 18 1495 5

Merquelanz está acreditando una completa recuperación tras siete meses inédito. En diciembre, jugando con el filial, se rompió en Santander ante el Racing el ligamento cruzado anterior.